¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Tengo una cita, ¿qué me pongo?

Antoniodiaz
Comparte

Estos son algunos de los consejos de diseñadores de moda famosos para aquellas mujeres que han quedado con un chico que parece que vale la pena conocer.

Mentores del mundo de la moda como Reed Krakoff, Rachel Zoe y Vera Wang comparten lo  que creen que toda mujer debería tener en cuenta a la hora de prepararse para encontrarse con alguien especial. La cita nos abre la oportunidad de vivir una experiencia real para conocernos y mantener una buena conversación. La clave, según estos expertos en moda, está en no mostrarse demasiado, lucir cómoda y llevar algo que a una te haga sentir hermosa. En definitiva, está muy relacionada con la elegancia de la que hablamos en otro de mis artículos.

Reed Krakoff: “Nada atrevido ni demasiado sexy”

Aunque parezca menos evidente, la discreción es más fascinante que la revelación. Está comprobado que lo que más seduce a un hombre es ver a una mujer contenta y con personalidad. La seducción tiene más que ver con una sonrisa, con un buen chiste o con las ganas de socializar que con lo que con una actitud provocativa. La sonrisa debería ser lo más visible y evidente para llevar ese día. Y para eso no es necesario mostrar tanta piel ni usar un sostén como blusa, algo que resulta bastante ridículo y no es nada provocativo. 

Rachel Zoe: Cómoda y acorde a la situación 

“La clave está en lucir a la moda y cómoda. No te muestres inquieta y preocupada por tu atuendo”. Tampoco hace falta que se note como si hubieras invertido diez horas en arreglarte para ponerte lo más guapa posible. Lo importante, dice Rachel Zoa, es que te sientas cómoda.

Una mujer nunca brilla más que cuando está cómoda tanto con su ropa como con su propia piel y actitud vital. No lleves nada sea demasiado forzado porque lo más importante es mostrarte como realmente es. 

Saber qué van a hacer y dónde irán es importante en esta primera cita. Por ejemplo, si van a ir al cine, un vestido no funcionará salvo que sea un vestido de verano. También es bueno evitar las afirmaciones de belleza extremas o inusuales. Las alhajas deberían ser siempre mínimas y el maquillaje natural es sabido que luce mejor. 

Vera Wang: “Sé fiel a tu estilo y que te haga sentir hermosa”

“El error que una puede cometer es no estar reconocible. Si normalmente te vistes en forma conservadora, una primera cita no es el momento para intentar lucir una prenda arriesgada. Lo más importante es llevar puesto algo que te haga sentir hermosa”.

Y es que es fundamental cuidar la esencia de la persona, y evitar cambiarla con algo que busque un falso atractivo. El secreto es vestir algo que te quede bien y ser fiel al estilo propio. Una vez que te conoces y entiendes cómo utilizar el lenguaje corporal, las prendas pueden realzar la presencia y ayudar a proyectar tu propio estilo personal.

Algo hermoso no tiene que ser algo perfecto. Nada hace más hermosa a una mujer que la creencia de que lo es. Cuando encuentras algo que te hace sentir hermosa, debes usarlo a tu favor. Y si el caballero conoce tus gustos, de paso sabrá qué ofrecerte en una siguiente cita. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.