Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Cuáles son las diez amenazas más graves en contra de la salud en 2019?

POLLUTION
Shutterstock-TZIDO SUN
Comparte

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos informan de estas diez amenazas

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Para nadie es un secreto que el mundo en que vivimos, pese a los avances que dice tener la tecnología, se enfrenta a múltiples retos de salud: desde los (re)brotes de enfermedades prevenibles por vacunación como el sarampión y la difteria, el aumento de los informes de patógenos resistentes a los medicamentos, el aumento de las tasas de obesidad y la inactividad física hasta los efectos en la salud de la contaminación ambiental, el cambio climático y las múltiples crisis humanitarias.

En su Programa General de Trabajo 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado diez amenazas en contra de la salud mundial que van a requerir especial atención este año que comienza; amenazas que no solamente competen a la OMS, sino también a los sistemas de salud de todos los países miembros de la ONU.

Contaminación del aire y cambio climático

En 2019, la OMS considera que la contaminación del aire es el mayor riesgo ambiental en contra de la salud humana: nueve de cada diez personas en el mundo respiran aire contaminado todos los días y los contaminantes microscópicos matan a siete millones de personas prematuramente cada año (sobre todo en países con ingresos bajos).

La principal causa de la contaminación del aire es la quema de combustibles fósiles, lo que también contribuye de manera importante en el cambio climático. Entre 2030 y 2050, se espera que el cambio climático cause 250.000 muertes adicionales por año, como consecuencia de la desnutrición, la malaria, la diarrea y el estrés por calor.

Enfermedades no transmisibles

Las enfermedades no transmisibles, como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardíacas, son responsables colectivamente de más de 70 por ciento de todas las muertes en el mundo; es decir, son las responsables anuales de la muerte de 41 millones de personas. Esto incluye a 15 millones de personas que mueren prematuramente, con edades entre 30 y 69 años.

Más de 85 por ciento de estas muertes prematuras se producen en países de ingresos bajos y medios. El aumento de estas enfermedades se debe a cinco factores de riesgo principales: el consumo de tabaco, la inactividad física, el consumo nocivo de alcohol, las dietas poco saludables y la contaminación del aire. Estos factores de riesgo también exacerban los problemas de salud mental, que pueden originarse desde una edad temprana.

Pandemia global de influenza

Según la OMS, nuestro planeta sufrirá otra pandemia de influenza, lo único que no sabe el organismo de la ONU es cuándo llegará y qué tan grave será. Las defensas globales son tan efectivas como el eslabón más débil en el sistema de preparación y respuesta ante emergencias sanitarias de cualquier país.

Entornos frágiles y vulnerables

Más de 1.600 millones de personas (22 por ciento de la población mundial) viven en lugares donde las crisis prolongadas (a través de una combinación de desafíos como la sequía, el hambre, los conflictos y el desplazamiento de la población) y los servicios de salud débiles los dejan sin acceso a la atención básica.

Los entornos frágiles existen en casi todas las regiones del mundo, y aquí es donde la mitad de los objetivos clave en los objetivos de desarrollo sostenible, incluida la salud infantil y materna, sigue sin cumplirse.

Resistencia antimicrobiana

El desarrollo de antibióticos, antivirales y antimaláricos son algunos de los mayores éxitos de la medicina moderna. Ahora, el tiempo con estos medicamentos se está acabando. La resistencia a los antimicrobianos (la capacidad de las bacterias, parásitos, virus y hongos para resistir estos medicamentos) amenaza con enviarnos a un momento en que no pudimos tratar fácilmente infecciones como la neumonía, la tuberculosis, la gonorrea y la salmonelosis.

Esto viene impulsado por el uso excesivo de antimicrobianos en las personas, pero también en los animales, especialmente en aquellos que se utilizan para la producción de alimentos, así como en el medio ambiente.

Ébola y otros patógenos de alta amenaza

En 2018, la República Democrática del Congo vio dos brotes distintos de ébola, que se extendieron a ciudades de más de un millón de personas. Una de las provincias afectadas también se encuentra en una zona de conflicto activo.

Esto demuestra que el contexto en el que estalla una epidemia de un patógeno de alta amenaza como el Ébola es crítico: lo que ocurrió en brotes rurales en el pasado no siempre se aplica a áreas urbanas densamente pobladas o áreas afectadas por conflictos.

Atención primaria de salud débil

La atención primaria de salud suele ser el primer punto de contacto que tienen las personas con su sistema de atención médica, y lo ideal es que brinden una atención integral, asequible y basada en la comunidad durante toda la vida. La atención primaria de salud puede satisfacer la mayoría de las necesidades de salud de una persona en el curso de su vida.

Los sistemas de salud con una fuerte atención primaria, son necesarios para lograr la cobertura universal. Sin embargo, muchos países no cuentan con instalaciones adecuadas de atención primaria. Esta negligencia puede ser una falta de recursos en países de ingresos bajos o medianos, pero posiblemente también se centre en los últimos decenios en programas de enfermedades únicas.

Vacilación vacuna

La vacilación de la vacuna (la renuencia o el rechazo a vacunarse a pesar de la disponibilidad de vacunas) amenaza con revertir el progreso realizado en la lucha contra las enfermedades prevenibles por vacunación. Actualmente, previene de dos a tres millones de muertes por año y podrían evitarse otros 1.5 millones de muertes si se mejorara la cobertura mundial de vacunas.

Para la OMS, la complacencia identificada, los inconvenientes en el acceso a las vacunas y la falta de confianza son razones clave que subyacen en la vacilación. Los trabajadores de la salud, especialmente los de las comunidades, siguen siendo el asesor más influyente en las decisiones de vacunación y deben recibir apoyo para proporcionar información confiable sobre las vacunas.

Dengue

El dengue, una enfermedad transmitida por mosquitos que causa síntomas similares a la gripe y puede ser letal y matar hasta 20 por ciento de las personas con dengue grave, ha sido una amenaza creciente durante décadas.

Un gran número de casos ocurren en las estaciones lluviosas de países como Bangladesh y la India. Se estima que 40 por ciento de los habitantes de todo el mundo está en riesgo de contraer dengue y hay alrededor de 390 millones de infecciones al año.

El VIH

Ha habido un gran progreso en cuanto a que las personas se realicen pruebas, se les proporcionen antirretrovirales (22 millones están en tratamiento) y brindan acceso a medidas preventivas, como una profilaxis previa a la exposición (PrEP, que es cuando las personas en riesgo de VIH tomar antirretrovirales para prevenir la infección).

Pero la epidemia continúa con casi un millón de personas cada año que mueren de VIH / SIDA. Desde el comienzo de la epidemia, más de 70 millones de personas han contraído la infección y alrededor de 35 millones de personas han muerto. Hoy en día, alrededor de 37 millones en todo el mundo viven con el VIH.

Fuente: Organización Mundial de la Salud

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.