Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Qué es esa escultura aterradora detrás del Papa?

Comparte

“La Resurrección” representa a Jesús emergiendo de un apocalipsis nuclear

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Todos recordamos las entrañables escenas de niños que deciden saltarse lo establecido y acercarse al siempre comprensible y cariñoso papa Francisco. Recordamos en especial una de noviembre del año pasado en la que un muchachito interrumpía la audiencia semanal del papa Francisco para agarrar a un miembro de la Guardia Suiza del guante blanco de su mano, una imagen que ya ha dado varias vueltas a Internet.

Las imágenes mostraron a un divertido papa Francisco sentado en una austera sala de mármol; luego, algunos espectadores saltaron a los medios sociales para preguntar qué representaba la escultura detrás del Papa.

Así que, ¿qué es, si puede saberse, esa enorme y un tanto intimidante escultura que vemos asomándose detrás de él?

Se trata de La Resurrección, una escultura monumental creada por el escultor Pericle Fazzini, a quien el Vaticano encargó en 1965 ofrecer un telón de fondo para la moderna Sala de Audiencias Pablo VI, también llamada Sala Nervi. El Papa celebra una audiencia semanal en este auditorio cuando las inclemencias del tiempo impiden usar la Plaza de San Pedro.

La Resurrezione de Fazzini, una escultura de 20 por 7 metros, tiene un aspecto aterrador porque esa es su intención: representa a Jesús elevándose por encima del cráter de una bomba nuclear en el huerto de Getsemaní.

El escultor, que falleció en 1987, explicó su inspiración para la obra:

“De repente, me vino la idea de Cristo predicando la paz durante 2.000 años y el lugar donde rezó por última vez: el huerto de olivos de Getsemaní”, declaró Fazzini, según informó The New York Times en su obituario.

“Se me ocurrió la idea de representar a Cristo como si se alzara de nuevo de entre la explosión de este enorme campo de olivos, el pacífico lugar de Sus últimas oraciones. Cristo resurge de este cráter abierto por una bomba nuclear; una explosión atroz, un vórtice de violencia y energía”.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.