Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 18 septiembre |
San José de Cupertino
home iconCuriosidades
line break icon

¿Qué es esa escultura aterradora detrás del Papa?

Zelda Caldwell - publicado el 18/01/19

“La Resurrección” representa a Jesús emergiendo de un apocalipsis nuclear

Todos recordamos las entrañables escenas de niños que deciden saltarse lo establecido y acercarse al siempre comprensible y cariñoso papa Francisco. Recordamos en especial una de noviembre del año pasado en la que un muchachito interrumpía la audiencia semanal del papa Francisco para agarrar a un miembro de la Guardia Suiza del guante blanco de su mano, una imagen que ya ha dado varias vueltas a Internet.

Las imágenes mostraron a un divertido papa Francisco sentado en una austera sala de mármol; luego, algunos espectadores saltaron a los medios sociales para preguntar qué representaba la escultura detrás del Papa.

Así que, ¿qué es, si puede saberse, esa enorme y un tanto intimidante escultura que vemos asomándose detrás de él?

Se trata de La Resurrección, una escultura monumental creada por el escultor Pericle Fazzini, a quien el Vaticano encargó en 1965 ofrecer un telón de fondo para la moderna Sala de Audiencias Pablo VI, también llamada Sala Nervi. El Papa celebra una audiencia semanal en este auditorio cuando las inclemencias del tiempo impiden usar la Plaza de San Pedro.

La Resurrezione de Fazzini, una escultura de 20 por 7 metros, tiene un aspecto aterrador porque esa es su intención: representa a Jesús elevándose por encima del cráter de una bomba nuclear en el huerto de Getsemaní.

El escultor, que falleció en 1987, explicó su inspiración para la obra:

“De repente, me vino la idea de Cristo predicando la paz durante 2.000 años y el lugar donde rezó por última vez: el huerto de olivos de Getsemaní”, declaró Fazzini, según informó The New York Times en su obituario. “Se me ocurrió la idea de representar a Cristo como si se alzara de nuevo de entre la explosión de este enorme campo de olivos, el pacífico lugar de Sus últimas oraciones. Cristo resurge de este cráter abierto por una bomba nuclear; una explosión atroz, un vórtice de violencia y energía”.

Tags:
audiencia generalesculturapapa franciscovaticano

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
3
Maria Paola Daud
Quiso usar una Hostia para hacer brujería y… comenzó a sangrar
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.