¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Cada día huyen en promedio 5.500 venezolanos del país

VENEZUELA
Comparte

La tendencia migratoria se mantendrá, aunque no con picos tan altos como el presentado en el mes de agosto. Colombia sigue siendo el principal puente de salida y destino. Se espera que el número de migrantes supere los 5 millones

La Organización de Naciones Unidas proyecta que para finales del recién estrenado 2019, más de cinco millones de refugiados serán venezolanos, debido a la profunda crisis humanitaria compleja que afecta al país.

Desde la venta de cabello hasta los viajes por tierra y a pie forman parte de las miles de historia, muchas de ellas contadas por Aleteia, que muestran cómo los venezolanos se las ingenian para salir en busca de otros destinos con mejor futuro.

Por esta razón, a finales del 2018, el organismo multilateral presentó en Ginebra el Plan regional de ayuda para los refugiados y los migrantes de Venezuela, un hecho “inédito en las Américas”, según constató entonces la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, en una declaración conjunta con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Las cifras confirman que el éxodo aumentó en el año 2017 y que se aceleró en 2018. Estimaciones de la Acnur y de la OIM ubican en 5.500 el número de personas que a diario dejaron Venezuela durante el año que recién terminó.

No en vano, el enviado de la ONU para los refugiados y migrantes de Venezuela, Eduardo Stein, calificó el hecho como un “sismo humanitario”, aunque los registros constatados por Aleteia muestran distintos puntos de inflexión a lo largo del año.

El número más alto de salidas correspondientes a la diáspora venezolana ocurrió en el mes de agosto, cuando en promedio partieron hasta 18 mil personas por día. Y si bien el número bajó hasta estabilizarse, los organismos proyectan que la situación se mantendrá.

Un millar de dólares

Con ese argumento, Naciones Unidas solicitó el desembolso de 738 millones de dólares, justificando que sería para “distribuir ayuda en 16 países a 2,7 millones de personas: 2,2 millones de venezolanos y 500.000 personas en las comunidades a las que llegan”.

La inédita situación de crisis es calificada por la ONU como “el desplazamiento de personas más masivo de la historia reciente de América Latina”. En total, unos tres millones de venezolanos viven en el extranjero. De ese número, 2,3 millones dejaron Venezuela desde 2015. La amplia mayoría elige como destino o tránsito a Colombia y Perú.

Establecida el 14 de diciembre de 1950 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, la agencia de la ONU tiene el mandato de dirigir y coordinar la acción internacional para la protección de los refugiados a nivel mundial.

La propuesta presentada como respuesta parcial se presenta como un plan operacional destinado a responder a las necesidades de los venezolanos en movimiento y que, según el organismo, “asegura su inclusión social y económica en las comunidades que los reciben”.

No obstante, se le critica que se vende como plataforma de captación de fondos, si bien se enfoca en la asistencia de emergencias; la protección, integración socioeconómica y cultural; y el fortalecimiento de capacidades en los países de acogida.

“Grave situación humanitaria”

“Este plan es un llamamiento a la comunidad de donantes, entre ellos diversas instituciones financieras internacionales y actores de desarrollo, los cuales pueden jugar un rol fundamental en la situación actual, para que aumenten su apoyo a refugiados y migrantes”, dijo Eduardo Stein.

“Es ahora vital que estabilicemos la grave situación humanitaria que afecta a los millones de venezolanos en búsqueda de protección y albergue en todo el continente”, dijo por su parte el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

“Con el nuevo #PactoMundialRefugiados, esperamos que 2019 pueda ser un mejor año, que aquellos que se ven obligados a desplazarse, como estos niños centroamericanos en México, cuenten con más apoyo y tengan más esperanza”, escribió el Acnur Las Américas al desear un feliz año este primero de enero.

Las intervenciones del Plan prometen destinar ayuda a 2,7 millones de personas en 16 países, de las cuales 2,2 millones son venezolanas, y a otras 500.000 pertenecientes a las comunidades de acogida.

“La OIM está comprometida a ampliar su apoyo a los Gobiernos de América Latina y el Caribe que han brindado asistencia y solidaridad a los migrantes venezolanos durante el último año”, señaló el Director General de la OIM, António Vitorino.

Rumbo a Colombia

En la actualidad, la mayor parte de los migrantes y refugiados de Venezuela han llegado a Colombia. Aunque muchos se han quedado ahí, otros han seguido hacia Ecuador, Perú, Chile y Argentina.

La tierra del café cuenta con más de un millón ciento dos mil ciudadanos venezolanos radicados, según los datos presentados en informe por el Director General de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento.

Un aumento del 7% con respecto a su informe de octubre. De ese total, casi 6 de cada 10 (633 mil) están en condición regular, mientras que un 16% estaría en proceso de regularización. La mayoría de ellos (unos 255 mil) en la capital, Bogotá.

Durante 2018, casi un millón (más de 943 mil venezolanos) abandonaron el país, 73% lo hizo por el Puesto de Control Migratorio de Rumichaca en Ipiales, aseguró el funcionario colombiano.

No obstante, Brasil también es un punto de destino. México, el Caribe y los países de Centroamérica han hasta ahora sido testigos de una baja en las llegadas. Los especialistas consideran que tales tendencias se mantendrán durante el 2019.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.