Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

San José, el campeón de Bolivia y su origen religioso

SAN JOSE
Comparte

Un equipo de fútbol que festeja la obtención del título, pero que esconde algunas particularidades

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El equipo aún está saboreando las mieles del triunfo. Sí, lo ha logrado. Luego de 11 años San José volvió a gritar campeón en el fútbol boliviano. La consagración fue hazañosa y el empate contra Royal Pari le alcanzó para quedarse con el título del Torneo Clausura, algo que lo catapulta, entre otras cosas, a disputar el máximo trofeo continental: la Copa Libertadores de América.

¡Muchachos de gran corazón!

 

 

Por ahora todo es alegría y ebullición, tal cual demuestra este sentido festejo. Sin embargo, cuando todo vuelva a la calma y sus simpatizantes empiecen a mirar hacia atrás se encontrarán con un club cargado de historias y de un origen particular.

Las imágenes de un campeón de corazón aquí (hacer clic):

 

 

Para eso hay que viajar al 19 de marzo de 1942, el día de su fundación. Precisamente, en aquel momento nació en la localidad de Oruro –famosa en el continente por su carnaval y devoción a la Virgen del Socavón- el “Club Deportivo San José de Oruro”, nada más ni nada menos que en la fecha en que se celebra a San José.

 

Por otro lado, se dio en una zona de campamentos de la Mina San José y para ello jugaron un rol protagónico tanto el administrador de aquel momento como los trabajadores.

Es que la actividad minera es una de las más emblemáticas de la zona y qué mejor protector que San José, a quien de alguna manera se le rindió homenaje con esta denominación. No en vano, a raíz de todo esto, uno de sus apodos más populares es “El Santo”.

Desde aquel momento la historia de este club se puso en marcha y pronto fue inscripto en la Asociación de Fútbol de Oruro. Su presencia en diversos campeonatos, así como su profesionalización prosiguió.

El primer gran logro del club a nivel nacional se dio recién en 1995, año en el que pudo gritar campeón por primera vez en la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (antes lo había hecho pero en el fútbol de Oruro).

En medio de todo esto también hubo algunos sin sabores. Por ejemplo, el descenso a la segunda categoría a inicios del año 2000 luego de una mala campaña. Pero el regreso no se hizo esperar y pronto recuperó su categoría. En los siguientes años también ha sido protagonista y hasta ha obtenido otro Torneo Clausura en 2007, además de su participación internacional.

Pero volvamos al día de hoy. Todo esto parece repetirse. En Bolivia hoy acapara todos los titulares y es tema de conversación. En el continente ya lo miran de reojo, pues una vez más se asoma como participante. Quizás aún esté muy lejos en lo deportivo para disputar de igual a igual a otros grandes equipos del continente. No obstante, este momento único, y el gran corazón de los suyos, lo han convertido en un equipo digno de admirar.

“El Santo”, un equipo con origen religioso, volvió y festeja.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.