Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 abril |
San Jorge
home iconEspiritualidad
line break icon

Dios lo cambia todo, espérale

SUNSET

Anne Marthe Widvey-(CC BY-NC 2.0)

Carlos Padilla Esteban - publicado el 05/12/18 - actualizado el 05/12/18

En Él la eternidad cobra su peso. Miro mi dolor en una perspectiva más amplia. Dejo mi vida plana para anhelar un cielo eterno lleno de sentido...

Viene Jesús. Ya llega. Por eso el corazón se llena de ánimo y alegría: “Cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación”.

La vela no sólo es estar. Es un aguardar la venida de Jesús que llega para darle sentido a mis días y liberarme.

Lynch afirma:La firmeza en el desear y el actuar, por una parte, y la capacidad de esperar, por otra, constituyen una posible definición de la madurez psicológica[1].

El Adviento está unido al deseo de cambio. Quiero vivir con más verdad, con más hondura, con más plenitud.

Una persona me decía: “Creo que, si tuviera a Dios en mi vida, sería más feliz”. Es cierto. La presencia de Dios en mi corazón llena de sentido mis pasos.

¿Para qué vivo? ¿Qué sentido tiene el sufrimiento? ¿Qué hay después de esta vida mortal llena de espera, cuando se rasga el velo? ¿Qué aguardo en el fondo de mi alma? Son preguntas que en Dios tienen una luz distinta.

En Él la eternidad cobra su peso. Miro mi dolor en una perspectiva más amplia. Dejo mi vida plana para anhelar un cielo eterno lleno de sentido.

Aprender a esperar me lleva toda una vida. Espero cambiar. Espero dejar de lado la tristeza y la nostalgia. Espero que desaparezca el rencor que me llena de rabia. Espero que mi amor sea más pleno, más generoso, más sencillo y alegre.

Parece imposible todo lo que espero. Aguardo a la puerta de mi alma. Jesús va a pasar, va a venir. Me lo dicen. Lo escucho.

Canto para que Jesús venga hasta mí y llene de sentido mis sinsentidos y angustias. Es lo que aguardo con impaciencia. Que cambie mi alma por dentro con su venida. Su presencia todo lo cambia.

[1] Giovanni Cucci SJ, La fuerza que nace de la debilidad

Tags:
advientocambioesperanzapaciencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
SPANISH FLU
Bret Thoman, OFS
Lo que Padre Pío vio en la Gripe Española de 1918
4
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
5
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.