¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“¡Los ojos de la Virgen de Coromoto me están viendo!”

COROMOTO
Comparte

María García Fleury está convencida que “la Virgen de Coromoto no es una reliquia sino una Mariofanía”, es decir, “una manifestación, la presencia viva de la Madre de Dios en Venezuela”

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

¡Me vio, me vio, me vio! ¡Me está viendo! ¡Los ojos de la Virgen de Coromoto me están viendo! Esa sería la traducción más fiel a la expresión de una mujer que estudiaba junto a un equipo de profesionales, y a través de un moderno microscopio, los ojos de la patrona de Venezuela, por allá en el año 2009. Ella soltó el microscopio y no podía salir de su asombro porque la Virgen la estaba viendo. Es que el ojo de la Virgen está vivo”.

El relato se escuchó este martes 27 de noviembre, por parte de la socióloga venezolana María García de Fleury, durante la charla que dictó a un grupo de galenos en el Centro Médico de Caracas, acerca de los “nuevos hallazgos” en la “reliquia” que data de 1621.

“Los demás investigadores se pusieron a ver el ojo y también se dieron cuenta que estaba vivo”, confirmó para Aleteia, García de Fleury, relatando que bajo la autorización de monseñor José Sotero Valero, obispo de Guanare y la Conferencia Episcopal Venezolana, las primeras investigaciones se cumplieron entre el 9 al 15 de marzo del año 2009. “Todavía sigue arrojando resultados y algunos no están autorizados para darlos a conocer”, acotó en medio de los expectantes profesionales.

No olvida que el equipo inicial de la investigación estuvo integrado por los restauradores Pablo Enrique González y Nancy Jiménez, acompañados por José Luis Matheus y monseñor José Manuel Brito.

Destacó que la reliquia mide escasos 2,5 centímetros de alto por 2,0 de centímetros de ancho, si vale la comparación, es del mismo tamaño de una huella dactilar. Y en proporción con la Virgen de Guadalupe es inmensamente pequeña porque la aparición mexicana tiene un tamaño de 1.70 metros de largo por 1.05 de ancho.

 

“Pero Coromoto está en permanente cambio y se han podido encontrar mensajes de la Virgen”, apuntaló García de Fleury. “Nosotros tenemos aquí en Venezuela, una presencia viva de la Virgen. Aquí en Venezuela ella se ha quedado tal cual es”, dijo.

Imágenes de la charla sobre los “nuevos hallazgos”: 

 

Los ojos de la Virgen de Coromoto

Especialmente, dijo que “su rostro es llamativo y sonriente como una mujer muy joven, de rasgos finos, delicados y con la mirada cálida”. Una parte muestra el aspecto europeo y la otro el indígena. “La corono no tal sino un penacho indígena”. “El lado derecho del pelo de la Virgen muestra unas crinejas con plumas decorativas”, propias de las comunidades indígenas, reforzó ante la audiencia con una láminas.

Di igual manera, describió que los hallazgos en los ojos de la Virgen revelan que en ambos está reflejada la imagen de la familia del cacique Coromoto con dos perspectivas diferentes. “Dentro del iris del ojo izquierdo quedó registrado como en una foto, el momento de la aparición. Es un ojo humano perfecto con la retina, el iris y el cristalino”, explicó. Entretanto, el ojo derecho “tiene la forma del mapa de Venezuela”.

¿Inspiró al papa Juan Pablo II?

Por otra parte, la ponente expresó que el papa san Juan Pablo II siempre se destacó por ser un hombre muy sabio y santo con un amor especial por la Virgen de Coromoto que lo llevó, incluso, al coronarla directamente, y por tercera vez, durante su primera visita a Venezuela, cumplida del 26 al 29 de enero de 1985. “Por tanto, si él manifestó tanto interés a la Virgen de Coromoto, es porque estaba viendo algo”, dijo García de Fleury.

Él decía que de Venezuela van a salir las estrellas que van a iluminar el mundo”, refería la doctora García de Fleury acerca del santo polaco. Inicialmente ella interpretó esto como una profecía vinculada a las personas, a sus profesiones, y oficios “porque en cualquiera de ellos estaban brillando los venezolanos fuera del país. Pero no era así”.

 

“Cuando el Papa volvió a expresar que Venezuela brillará en el mundo era porque nuestro país se convertiría en el centro de evangelización el mundo”, aseguró la investigadora. Luego se preguntó: “¿Qué fue lo que hizo que él tomara la vida de Jesús y lo agrupara en el mensaje de la Virgen de Coromoto para propiciar los Misterios Luminosos del Santo Rosario?”. Entendió que san Juan Pablo II “sabía que había algo con nuestra patrona que no era lo normal para el resto de nosotros”.

NO ABANDONAR A LA VIRGEN. María García de Fleury desarrolla una campaña de difusión con charlas por toda Venezuela y en el extranjero para dar a conocer estos hallazgos en la Virgen de Coromoto. Promueve el conocimiento de la “reliquia” o “Mariofanía”, e invita para la vigilia del 7 y 8 de diciembre en el Santuario de Guanare.

“Los venezolanos debemos dejarnos tocar por ella, por la Virgen. Tenemos que darnos cuenta que ella está viva; y por tanto, no debemos dejarla abandonada en Guanare, porque es el único lugar del mundo donde la Virgen está presente”.

La profesora universitaria y formadora de sacerdotes en Caracas, es además, integrante de la asamblea nacional de pastoral del Episcopado Venezolano. El portal Reporte Católico Laico informó que su trabajo ha sido reconocido en Venezuela por la asociación Mujer y Ciudadanía y un Centro de Estudios de la Universidad Monteávila del país bolivariano, en el marco del Premio Mujer Analítica 2018.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.