¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Educar con el fracaso no es una locura, señores

STUDENT GIRL
By Antonio Guillem | Shutterstock
Comparte

8 maneras en las que nuestros hijos se benefician de los fracasos

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

A nadie le gusta experimentar el fracaso, mucho menos a los padres modernos que le damos mucha importancia al éxito de nuestros hijos. Por estas razones, una de las características principales de los padres de hoy en día es tratarles de ahorrarles problemas, obstáculos y fracasos a nuestros hijos. Así vemos padres con hijos de cualquier edad resolviendo problemas con los maestros, tratando de hablar con los entrenadores deportivos, y haciendo los proyectos del colegio para que sus hijos resulten ganadores.

Sin embargo, hay estudios recientes que afirman que los beneficios del fracaso pueden ser más numerosos que los que experimentan las personas que tienen éxito en el primer intento. El estudio afirma que las personas que no se enfrentar a sus fracasos tienden a poner excusas por sus errores, sin esforzarse en mejorar. En cambio, la respuesta emocional al fracaso, concentrarse en las emociones después de un fracaso y reflexionar sobre ellas, les lleva a esforzarse más la próxima vez que lo intentan.

En esta galería fotográfica encontrarás 8 maneras de sacarle provecho a los fracasos de los niños

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.