Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Éxodo: Colombia duplica presencia militar en frontera con Venezuela

CATATUMBO
Comparte

Aumentan las medidas de control en el Catatumbo y otras zonas de frontera, en un intento por ganarle la batalla a la violencia. La Iglesia aborda la crisis migratoria desde un punto de vista humanitario, más allá de los que tasan los problemas en meros costos financieros

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Unos 5.600 nuevos militares fueron enviados por el presidente de Colombia, Iván Duque, a la convulsa región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela. La finalidad argumentada es combatir el narcotráfico y los grupos armados ilegales que operan en la zona, por donde circula un número cada vez mayor de migrantes que huyen de la crisis generada por el gobierno de Nicolás Maduro.

De acuerdo con lo expresado por el mandatario desde el municipio de Ocaña, con las tropas pretende combatir la presencia “de terroristas que quieren imponerse con la violencia” en la que ya es calificada como la segunda región con más narcocultivos en ese país.

Pero la militarización en la frontera no es nueva, aunque sí sorprende la cantidad de agentes destinados a reforzar la seguridad. El contingente se suma al envío de 2.000 policías y militares movilizados durante el mes de abril de este año como un respaldo a los 6.000 responsables de custodiar la región limítrofe con Apure, Zulia y Táchira.

Este último es la principal vía de partida de los miles de venezolanos que salen del país, mayoritariamente a través del puente internacional Simón Bolívar, que según Migración Colombia es usado por hasta 50 mil personas a diario en durante los fines de semana.

La región del Catatumbo se encuentra en disputa para operaciones del crimen organizado y labores vinculadas con el narcotráfico. Tanto los rebeldes de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), como los ex FARC y algunas disidencias de la EPL, se suman a narcotraficantes y contrabandistas en disputas por controlar esa zona de cultivos ilícitos, por ser –según Insght CrimeFundaRedes– un punto de tránsito hacia Venezuela.

Mientras, se intensifican las luchas de poder entre grupos criminales, lo que ha fomentado en número cada vez más alto los desplazamientos de pobladores; así como un aumento exponencial de los homicidios y secuestros, de acuerdo con los reportes de autoridades locales.

Aumentan homicidios contra venezolanos

En este marco, destaca el hecho de que durante los primeros nueves meses de 2018, los homicidios contra venezolanos en Colombia se cuadriplicaron, en comparación con un período similar del año 2017, según informó la entidad forense neogranadina.

El reporte del Instituto de Medicina Legal (IML) titulado: “Muertes violentas de venezolanos en Colombia” señala también que los departamentos con mayor número de casos son: Norte de Santander en la frontera con Táchira: con 76, y La Guajira en frontera con Zulia, con 46.

Sólo entre enero y septiembre fueron asesinados al menos 174 venezolanos en contraste con los 39 decesos registrados en el mismo lapso del año pasado. Las muertes de venezolanos equivalen a un 2% del total de ese país en ese período. Aunque no se revelaron las razones que habrían conducido a esas muertes, sí se recordó que en 2017 la tasa de homicidios fue de 11.373 casos en una nación de 49 millones de habitantes.

Detalla la publicación oficial que hasta septiembre de 2018 murieron 310 venezolanos de forma violenta, lo que incluye: homicidios (174), accidentes de transporte (60), fallecimientos accidentales (54) y suicidios (22).

Del total de víctimas, la amplia mayoría (82%) estaba constituida por hombres (254) frente a 56 mujeres. Y más de la mitad (156) estaba integrada por población joven y potencialmente activa: 18 y 28 años de edad.

Casi dos millones de personas han emigrado de Venezuela desde el año 2015, huyendo de la crisis humanitaria global que atraviesa la nación sudamericana, de acuerdo con las estimaciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Colombia ha recibido a poco más de un millón de venezolanos. De ese monto, se han regularizado más de 800 mil, según la nación cafetera.

El presidente colombiano afirma que su país destina 0,5% de su Producto Interno Bruto (PIB) a la crisis migratoria. La cifra equivaldría a unos 1.350 millones de dólares como consecuencia de lo que su gobierno califica como un “éxodo masivo”.

Colombia y Venezuela comparten una frontera de 2.200 kilómetros en las que campea el narcotráfico, el contrabando de gasolina y la “compraventa” incluso de niños, que también son alquilados para su “uso” en esquinas de semáforos y trabajos forzados, según ha denunciado Aleteia.

Vaticano – Colombia y la crisis migratoria

Recientemente, el tema de la migración fue abordado por el presidente Iván Duque y el papa Francisco durante un encuentro en el Vaticano.

“Recibí con agrado el mensaje del Santo Padre para que nosotros sigamos haciendo esa política fraterna de recibir a los hermanos venezolanos en nuestro país. Nosotros no hemos cerrado las fronteras, hemos acogido a los hermanos venezolanos que huyen de la desolación, de la dictadura”, dijo el mandatario colombiano tras la audiencia.

Su gobierno estima que de seguir agravándose la situación, el número de inmigrantes venezolanos podría superar los cuatro millones de personas en el 2021, cuya atención le costaría unos 9.000 millones de dólares. El Vaticano, por su parte, ve la crisis como mucho más que montos de dinero o cifras: ¡ve a personas que requieren ayuda!

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.