¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Qué tiene Santa Teresa de los Andes (Chile) que entusiasma tanto a los jóvenes?

ANDES
iglesiadesantiago.cl
Comparte

Una tradicional peregrinación de 27 kilómetros en el país sudamericano para llegar al santuario de la primera santa chilena

“Recuerdo que comencé en el año 1998, esa fue mi primera peregrinación a Los Andes, aunque no he sido constante en el tiempo por distintos motivos, para mi es una experiencia linda, en ella se hacen dinámicas, tienes contactos con otros y también puedes encontrarte contigo mismo. Después de tanto caminar siento las ganas de llegar al Santuario Santa Teresita, para poder entregarle ese cansancio, pero también gran parte de mi vida, Por eso lo sigo haciendo, porque siento que me mantiene en una conexión especial con Dios”, relata Mirna Rojas quien participa como Animadora de la Pastoral Juvenil de la parroquia Inmaculada Concepción.

Cada tercer domingo de octubre miles de jóvenes peregrinan 27 kilómetros, desde la cuesta de Chacabuco, para llegar al Santuario de Auco de Santa Teresa de los Andes (la primera Santa chilena). Los peregrinos comienzan el recorrido a las 5:45 de la mañana llevando lienzos de colores con el nombre de sus comunidades, cantando y alegres comienzan la caminata que tendrá 12 estaciones hasta llegar al Santuario para concluir con la misa.

Santa Teresita era como una joven enamorada de Cristo: “Tenía 19 años cuando falleció, ella nunca dudó de ese amor, siempre supo discernir tal amor, que la llevaba a hacer oraciones muy largas, a pedir por la paz y a pesar de venir de una familia acomodada, supo dejar esos bienes materiales para seguir a Cristo”, expresa Mirna.

Fabiola Rojas, pertenece a las primeras generaciones que peregrinaron y hace la siguiente reflexión sobre la actualidad de las peregrinaciones: “Ver como a pesar del tiempo todavía hay miles de jóvenes que siguen dando testimonio del amor de Cristo y como Él se hace presente en cada uno de ellos, espero que este año también sea un tiempo de dar testimonio y de comprometernos con una iglesia que vive y es capaz de camina por un camino de Santidad”.

 

SANTA TERESA DE LOS ANDES
Facebook Santuario Teresa de Los Andes

 

Conociendo a Santa Teresa de Los Andes, la primera chilena y Carmelita americana Santa

Nació en 1900 como Juanita Fernández Solar, y desde los 6 años, asistía con su madre casi diariamente a misa. Su único anhelo era comulgar la cual pudo hacerla en 1910. Desde ese momento lo hacía de forma diaria además de tener un intenso diálogo con Jesús.

A los 14 años recibe el llamado del Señor, y elige el carisma carmelita. A los 17 años expone su ideal carmelita “sufrir y orar” y con pasión defiende su vida contemplativa, que el mundo “tacha de inútil”. Le da alegría saber que su sacrificio servirá para mejorar y purificar al mundo.

Como Carmelita se llamó Teresa de Jesús, no alcanzando a vivir ni un año entero en el convento. Murió el 12 de abril de 1920.

Beatificada por San Juan Pablo II en Chile el 3 de abril de 1987,  y canonizada por el mismo Sumo Pontífice en Roma el 21 de marzo de 1993.

Algunas frases de Santa Teresa de Los Andes:

“Que Jesús sea nuestra unión. Y que nuestra amistad sea un continuo acto de alabanza y de gloria”.

“La historia de mi alma se resume en dos palabras: Sufrir y amar”.

“Quiero ser indiferente a todo menos a Dios y a mi alma”.

“Jesús mío, te ofrezco esta pena; pues quiero sufrir para parecerme a Ti, Jesús, amor mío”.

“Si imitamos a Cristo tendremos paz”.

“Sin la humildad las demás virtudes son hipocresías”.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.