Aleteia

«Nadie es demasiado viejo, demasiado rico, demasiado pobre para orar».

LORETTA YOUNG
Comparte

Loretta Young

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.