Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Millones de niños unen “superpoderes” en un Rosario mundial por Venezuela

UN MILLON DE NIÑOS
Carlos Zapata-ALETEIA
Comparte

Al igual que los pastorcitos de Fátima, los niños se unen en oración por la paz y la unidad de Venezuela, a través del rezo del Rosario. La jornada "Un millón de niños rezan el Rosario" es cada vez más internacional y se extiende en su edición número trece a otros países a lo largo de una muy especial semana

Venezuela necesita ayuda, y los niños lo saben. Por eso, desde hace más de una década comenzaron una plegaria que cada vez cuenta con más “superhéroes de la esperanza”, como los ha bautizado el Consejo Nacional de Laicos, que por ocasión número trece organiza una jornada cada vez más internacional.

A tono con el mensaje que la Virgen María les dio a tres pastorcitos en Portugal, cuando les invitó a rezar el rosario para obtener la paz en el mundo y el fin de la guerra, la nación sudamericana eleva una súplica en familia que tiene como motivación central la oración en voz de los consentidos de Dios: los niños.

Tres pastorcitos: Lucía dos Santos, de diez años; y sus primos: Jacinta y Francisco Marto, de seis y nueve años respectivamente, conocieron en Fátima a la Virgen del Santo Rosario. Cuando la Madre de Dios se les apareció, les recomendó el rezo de esta preciosa meditación mariana como una ayuda eficaz para obtener todo bien y alejar todo mal.

“La Santísima Virgen nos dijo, tanto a mis primos como a mí, que dos eran los últimos remedios que Dios daba al mundo: el Santo Rosario y el Inmaculado Corazón de María”, sostenía sor Lucía. Y este 18 de octubre se unirá toda Venezuela en una plegaria común para rogar por la vida, la paz, la justicia y la libertad.

No en vano, el Padre Pío hizo de ésta una oración incesante de todos los días, tras preguntarse: “Si la Virgen Santa lo ha recomendado siempre calurosamente donde quiera que ha aparecido, ¿no nos parece que deba ser por un motivo especial?”.

Además, esta oración lo unía al Corazón de Jesús a través del Corazón Inmaculado de María, que alejaba los males y le permitía obtener por intercesión de la Virgen, maravillosas gracias espirituales.

Por ello, no sorprendió que cuando le pidieron una herencia espiritual, padre Pío respondiera: “El Rosario”. Y antes de la muerte, le habría dicho a su amigo Modestino: “¡Amen a la Virgen y háganla amar. Reciten siempre el Rosario!”.

 

UN MILLON DE NIÑOS
Carlos Zapata-ALETEIA

“¡Superhéroes al rescate de la esperanza!”

Los niños se convierten de este modo en los “¡superhéroes al rescate de la esperanza!” al ser el corazón un año más de la Jornada de Oración: “Un millón de niños rezando el Rosario por la unión y la paz”.

El rezo comunitario es posible gracias a un enorme voluntariado que trabaja a ritmo sin igual en toda Venezuela, con ayuda de la estructura parroquial de la Iglesia Católica y las escuelas católicas que hacen vida en todo el país.

Es así como la maratónica labor rinde sus frutos por medio de un material digital e impreso que logra “llenar de fe y esperanza a niños, jóvenes y adultos en escuelas, parroquias, hospitales y hogares”, dando continuidad a un programa que cuenta ya con trece años consecutivos de jornadas.

El objetivo de esta obra, sostenida en Venezuela por el Consejo Nacional de Laicos, y que ya cuenta con réplicas en otros países de América Latina; así como con una convocatoria mundial de la institución: Ayuda a la Iglesia Necesitada, busca “sembrar en niños y jóvenes la devoción del Santo Rosario”.

Así como la enseñanza de “valores cristianos que son pilares fundamentales en la formación integral de todo ser humano”.

 

UN MILLON DE NIÑOS
Carlos Zapata-ALETEIA

Del 18 al 21 de octubre

La nobel labor ha logrado superar las fronteras, animando tanto a particulares, parroquias y escuelas, como a entes completos de otros países, los cuales han tomado con alegría y entusiasmo la propuesta, adaptándola a sus propias realices, para unirse a esta iniciativa de manera exitosa.

El tema de este año, que tendrá su fecha central el 18 de octubre, se enfoca en el “rescate de la esperanza”, por tratarse de una de las virtudes teologales “que nos anima a seguir trabajando en medio de las circunstancias difíciles”.

Venezuela afronta un descomunal éxodo de quienes huyen de una crisis humanitaria global sin precedentes. Por ello, la oración busca ser un motivo de unidad en medio de los particularmente graves ámbitos político, social, educativo, económico, institucional y moral que ocurren en la alguna vez rica nación petrolera.

Informan los organizadores que el lema actual es una “invitación a convertirnos en agentes transformadores de nuestro entorno, apoyados en el rezo del Santo Rosario”.

En esta ocasión, el llamado es a unirse en oración a las 9 de la mañana del jueves 18 de octubre en todos los colegios y escuelas del país, mientras que el sábado 20 octubre la invitación es al rezo del rosario en las parroquias, dejando para el cierre de la semana el domingo 21 de octubre, día del Señor, para que sean las familias quienes se sienten en torno a la mesa y dediquen un momento a esta meditación cristocéntrica.

A diferencias de otro tipo de actividades, esta jornada no busca la realización de movilizaciones activas, sino de unirse en torno al Santo Rosario. Por ello, no implica gastos especiales, sino la reunión en instalaciones educativas, o en templos católicos y hogares, donde docentes, catequistas y encargados de Pastoral, organizan la meditación con la intención especial puesta en la paz y la unidad de Venezuela.

 

UN MILLON DE NIÑOS
Carlos Zapata-ALETEIA

“Los niños tenemos fe”

“Un millón de niños rezando el Rosario” arriba a su año número 13, como parte de una “experiencia amena, didáctica, espiritual y basada en valores”, la cual se puede incluir “dentro de la planificación de las actividades formativas escolares, animando así a niños, jóvenes y sus familias a participar de esta hermosa devoción”.

El Consejo Nacional de Laicos invita a quienes participen a enviar sus testimonios y experiencias para publicarlos en las redes sociales, lo que pueden hacer escribienso a:unmillondeninosrezando@gmail.com o al correo del CNL de Venezuela_ cnlaicosvenezuela@gmail.com

En el país, se distribuye material didáctico que cultiva los valores de la humildad, la obediencia, la paciencia, el optimismo, la alegría, la confianza, la caridad y la justica, a través de la meditación guiada de los misterios luminosos; aunque presenta igualmente el compendio de los demás misterios que completan el Santo Rosario.

Los contenidos digitales e impresos enseñan también que los niños tienen fe, que estudian para ser útiles, que ayudan a las personas que los necesitan. Reiteran además que los niños católicos “valoramos a nuestra familia, somos respetuosos y educados, colaboramos en nuestra comunidad, cuidamos el ambiente, hacemos cambios positivos en nuestro entorno, defendemos la verdad; y vivimos con alegría cada día”. ¿La razón? Tenemos a Dios y a la Virgen en nuestro corazón”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.