Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Remar contra el cáncer de mama, ritual de estas anónimas heroínas

DRAGON BOAT
Comparte

Lo hacen para ellas, pero también para otras, testimoniando que remando en equipo se puede avanzar y mucho

El capitán que comandaba el vuelo hasta Cartagena de Indias pidió un aplauso para ellas, que efímeramente salieron del anonimato. Sus camisetas consignaban que eran las “Remeras Rosas La Plata”, pero a simple vista eran un grupo de amigas de distintas edades rumbo a unos días de descanso en el Caribe colombiano.

DRAGON BOAT
Facebook-Dragon Boat Colombia

Pero cuando el capitán las identificó, se convirtieron en las heroínas del avión. “Una delegación de mujeres que sobrevivieron al cáncer de mama y competirán con equipos provenientes de todo el mundo en el torneo de remo en bote dragón”, alcanzó a decir el Capitán hasta que todos dejaron de hacer lo que estaban haciendo para reconocerles su testimonio.

El Primer Encuentro Sudamericano de Dragon Boat Racing tuvo lugar en Cartagena de Indias, Colombia, del 3 al 7 de octubre. Participaron delegaciones de sobrevivientes de cáncer de mamas llegadas desde Argentina, Brasil, Puerto Rico y Colombia, las locales, a las que se sumaron desde Estados Unidos, Canadá e Italia.

También asistió el médico deportivo canadiense de la Universidad de British Columbia Donald “Don” McKenzie, quien comenzó hace más de 20 años un movimiento de concientización a partir del remo, una actividad sumamente estimulante para mujeres que habían atravesado el cáncer de mamas y que se involucraban a partir de ella en dar esperanza y apoyo a quienes atraviesan la enfermedad. Hoy hay más de 275 equipos de Dragon Boat Racing integrados por sobrevivientes del cáncer de mama en más de 25 diferentes países del mundo.

DRAGON BOAT
Facebook-Dragon Boat Colombia

El remo en esta modalidad de 20 braceras les permite ejercitar el torso y los brazos, pero sobre todo, compartir embarcación con mujeres que padecieron lo mismo. Se acompañan. Reman juntas, en sincronía. Lo hacen para ellas, pero también para otras, testimoniando que remando en equipo se puede avanzar y mucho. Hay esperanza, una de las palabras que más repiten estas grandes, enormes, mujeres, entre las que hay abuelas, mamás, e incluso hasta jóvenes universitarias.

En Cartagena, se trató de promover la difusión de la actividad en el país y la región. Hubo clínicas de entrenamiento en agua y tierra, capacitación para la navegación, fraternidad, testimonio, y por supuesto, competencia. Hubo rondas demostrativas en la Laguna de San Lázaro, desafiando el insoportable calor, porque claro, ¿qué puede detenerlas a ellas? Además, se realizó una ceremonia de las flores, evento en el que se arrojan claveles rosas al agua en memoria de aquellas mujeres fallecidas a causa del cáncer de mama.

“Pese a una circunstancia difícil que es tener cáncer, nos une para mejorar nuestra calidad de vida, nuestra esperanza de vida, nos une en fraternidad, en un evento que podemos compartir con más sobrevivientes la misma experiencia y podemos sacar la experiencia positiva de esto”, testimoniaba Rocío, del novel equipo colombiano, pionero junto con los equipos de Argentina, Brasil y Costa Rica de un deporte de heroínas, custodias de un testimonio que bien vale más que un aplauso.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.