Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Papa expulsa del sacerdocio a Cordero Moscoso por abuso de niños en Ecuador 

©ServizioFotograficoOR-CPP
Comparte

Se trata del tercer caso de expulsión del sacerdocio, luego de Fernando Karadima y Cristián Precht 

El papa Francisco ha retirado del sacerdocio a César Cordero Moscoso, de 91 años, de la Arquidiócesis de Cuenca, en Ecuador, por el abuso de menores y personas vulnerables pasados 68 años de ministerio. 

Se trata del tercer sacerdote latinoamericano en este año alejado del clero, tras la expulsión de Fernando Karadima, potente ex párroco de la iglesia El Bosque y Cristián Precht, el sacerdote ícono de los derechos humanos también en Chile. 

Cordero Moscoso recibió la máxima pena que la Iglesia puede infligir en los casos de abusos y como prometió el Papa, jamás él firmara la gracia.

La “dimisión del estado clerical de manera permanente y perpetua en el tiempo” fue notificada al ex sacerdote el 04 de octubre de 2018 (16h:00) después de la conclusión del proceso canónico iniciado en abril de este año, “respetando los tiempos para la presentación de la acusación formal de las víctimas y la respectiva investigación”, confirmó a la prensa la Arquidiócesis de Cuenca. 

“Es importante recalcar que la responsabilidad legal no es institucional, sino personal; sin embargo, como Institución hemos actuado con verdad, transparencia y celeridad, exigidas por la ley canónica”, se lee en el comunicado. 

La acusación

El religioso fue acusado legalmente por el abuso sexual a niños que estudiaron en los planteles que fundó hace más de 50 años. En abril, Jorge Palacios denunció que fue abusado sexualmente por Cordero Moscoso mientras estudiaba en la escuela Miguel Cordero cuando cursaba la primaria.

Por su parte, la Iglesia Católica de Cuenca informó que sigue su “compromiso con decisión de seguir trabajando para erradicar todo abuso físico, psicológico y sexual, que pueda darse al interior de las familias y en las instituciones de cualquier índole, de manera particular contra los menores de edad, así como también acompañar espiritualmente a las víctimas”. 

Ahora, terminado el proceso canónico, las víctimas podrán seguir con las demandas legales particulares contra el ex sacerdote en caso de considerarlo pertinente.

Tercer sacerdote expulsado del sacerdocio

Es el tercer sacerdote latinoamericano en este año alejado del sacerdocio con el beneplácito del papa Francisco, en el marco de la reforma del sistema canónico en materias de abusos: tras la expulsión de Fernando Karadima, potente ex párroco de la iglesia El Bosque y Cristián Precht, el sacerdote ícono de los derechos humanos también en Chile. De hecho, alrededor de estas figuras había poder y fama, pues, poco antes de la denuncia Cordero Moscoso a iba a ser condecorado por el Concejo Cantonal de Cuenca por su labor educativa en una Sesión Solemne el 3 de noviembre.

En el caso de Fernando Karadima, el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, Greg Burke, había confirmado que la decisión extraordinaria del Papa Francisco se tomaba en “conciencia” y por el bien de la Iglesia Católica considerando la “podredumbre” de los abusos cometidos en Chile. 

Escándalos de abusos: una de las crisis más graves para la Iglesia 

Los escándalos de abusos que han sumido a la iglesia en una de sus crisis más graves en todo el mundo plantea muchas preguntas y desafíos para el futuro. Esto es difícil, agotador, pero al mismo tiempo no hay alternativa. Debemos ayudar todos juntos para promover una variedad de iniciativas constructivas y crear sinergías”, dijo el cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Freising en la inauguración de una Maestría interdisciplinaria en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma para la salvaguardia de los menores y preparar agentes pastorales en la prevención, cura y denuncia de casos de abusos cometidos por consagrados o laicos en el seno de la Iglesia. 

Programa pionero para la salvaguardar de los menores en la Iglesia

Se trata de un programa de estudios de dos años, a tiempo completo, dada la extensión y la gravedad de los abusos de niños en todo el mundo y que necesita urgentemente una educación más elaborada de expertos para la protección de los menores y adultos vulnerables.

Así la Universidad gestionada por los jesuitas y al servicio del papado ha establecido un programa de estudios con un énfasis interdisciplinario que ofrece cuatro especialidades diferentes: la teología (formación a la vida sacerdotal / religiosa), el derecho canónico, la educación, la psicología y / psicoterapia. Este año, los primeros estudiantes del curso provienen de siete países y cuatro continentes (Kenia, Nigeria, Croacia, España, Eslovaquia, Myanmar, Tonga).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.