¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Virgen de Guadalupe (Bolivia): La muerte de un joven bailarín empaña la fiesta de la fe

SUCRE
Shutterstock-Julian Peters Photography
Comparte

La Entrada Folklórica de la Mamita y una nueva edición que interpela e invita a la reflexión

Por estos días la ciudad de Sucre (Bolivia) se rinde a los pies de su patrona, la Virgen de Guadalupe. Sin embargo, esta vez, la alegría se vio sacudida por la muerte de un joven bailarín.

Lo acontecido hace unos días con Alex Rodrigo Avendaño Rodríguez, un muchacho de 17 años integrante de la fraternidad Mineritos Ocurí, conmociona e interpela. Según señala la prensa local, a través de medios como Correo Del Sur, el joven se “desplomó súbitamente en pleno baile”.  Tanto los organizadores del desfile, como las agrupaciones participantes, lamentaron lo acontecido con Álex, cuya muerte generó una intensa sensibilidad a través de las redes sociales. El joven cursaba “quinto B” de secundaria de la escuela de Don Bosco.

 

 

Excesos y desmanes

La muerte de Álex no fue lo único que empañó una fiesta cuyo cometido es rendirle el mejor de los homenajes a la Virgen de Guadalupe a través de danzas y celebraciones religiosas.

Días antes, durante la oficialización del lanzamiento de la festividad, que contó con la participación de la Arquidiócesis de Sucre, se hizo un fuerte llamado a evitar el consumo en exceso de alcohol y también en cuidar el patrimonio cultural.

A pesar de ello, esta edición, la número 32, no estuvo exenta de desmanes y hasta el tema de la seguridad, la circulación de los vehículos, que puso en riesgo la seguridad de los danzantes, se coló como tema de debate y conversación.

 

 

En medio de toda esta situación está la Mamita, la única capaz de secarle las lágrimas a sus hijos. Durante este fin de semana la festividad, a través de la Entrada Folklórica, llega a su momento cumbre. Pero lo acontecido con Álex  -al igual que el tema de los excesos y desmanes- es difícil de olvidar e invita a reflexionar y también rezar. Ojalá en próximas ediciones ella vuelva a ser la verdadera y única protagonista de la fiesta.

 

SUCRE
Facebook Turismo y Cultura Sucre

 

Una imagen inigualable

El esplendor de la Virgen de Guadalupe, patrona de Sucre, es único. Lo que más llama la atención es la cantidad de incrustaciones de joyas que tiene su manto. En medio de ello, solo el rostro de la Virgen y la del Niño Jesús quedan al descubierto.

A lo largo de los años se ha transformado en la imagen más querida del lugar a través de una devoción que no para de convocar a los peregrinos y a grupos de fraternidades danzantes que desfilan por las calles hasta la catedral.

“Según relata la tradición oral difundida por el pueblo, una tarde encontraron una muía (mula) extraviada con una extraña carga en su lomo. Se trataba de un enorme cajón que el animal cuidaba celosamente sin dejarse atrapar. Se postraba para descansar, se escondía entre las plantas, salía luego pero sin descuidar jamás su carga.

Finalmente, con ayuda de las autoridades y miembros de la santa iglesia, consiguieron atraparlo y al descubrir su carga, cual fue la sorpresa porque encontraron una hermosa imagen de la virgen, de rostro moreno, con un niño entre sus brazos: era la Virgen de Guadalupe”, indica una reseña reproducida por la Arquidiócesis de Cochabamba con respecto a esta devoción.

Actualmente, la imagen de la Virgen de Guadalupe permanece en la Catedral Metropolitana de Sucre, cuya construcción data de 1551 y también forma parte de uno de los principales atractivos del lugar.

 

Con información en base a Correo del Sur, Arquidiócesis de Sucre y Arquidiócesis de Cochabamba

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.