¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La emotiva dedicatoria de un futbolista a su hija con leucemia

SHERMAN CARDENAS
Instagram Sherman Cardenas
Comparte

Sherman Cárdenas, el habilidoso volante colombiano del Atlético Bucaramanga, tuvo uno de sus días más felices el pasado sábado 8 de septiembre, pese a que su equipo perdió 2-3 con el América de Cali.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

La razón para su desbordada alegría al final del partido en Bucaramanga ―al oriente de Colombia― fue el regreso al estadio de Shenoa, su hija de seis años que fue diagnosticada con leucemia y por quien regresó a Colombia luego de su paso por Liga de Quito, equipo ecuatoriano de primera división. Como si fuera poco, Sherman anotó ese día los dos goles de su equipo, los cuales dedicó a su hija que los celebró en la tribuna.

Desde que hizo pública la enfermedad de la pequeña, Sherman utiliza un tapabocas para darle ánimos a Shenoa en su tratamiento con quimioterapia. Como respuesta a su situación personal, muchos hinchas del Bucaramanga van al estadio con tapabocas y se han solidarizado con Sherman y su familia en las redes sociales.

 

 

“Ella es muy valiosa y tú también”, “No soy hincha búcaro pero tu amor por Shenoa no tiene límites”, “Voz y Shenoa son ejemplos para el mundo”, dicen algunos de los mensajes publicados recientemente por fanáticos colombianos.

Cárdenas, que también militó en los clubes colombianos como Atlético Nacional, Millonarios, Junior y Bucaramanga, y Mineiro y Vitória, de Brasil, se reencontró con Shenoa cuando terminó el compromiso que comprometió aún más la situación de descenso del Atlético. Poco después escribió: “Triste por la derrota. Feliz porque volviste al estadio, amor mío”.

Además de la admirable entereza del futbolista y su señora Angélica Pico, la niña ha afrontado su enfermedad con mucha entereza pues no solo le prepara la indumentaria deportiva a su padre y lo acompaña al estadio, sino que realiza sus terapias y procedimientos cantando y bailando. En un reciente video publicado en Instagram ―como si no sufriera nada― Shenoa aparece en el hospital bailando con alegría una canción interpretada por el famoso J Balvin. El reguetonero colombiano, al ver el ejemplo de superación y la enorme respuesta del público le envió un estimulante mensaje a la chica: “Vibras que curan”.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Aleteia Image Department
Migrantes: Un Pacto necesario
Aleteia Image Department
“La cabalgata de la fe”
Aleteia Image Department
Lo mejor estaba por venir
Aleteia Image Department
Siguen siendo niños
Aleteia Image Department
El rojo de los mártires
Aleteia Image Department
La “acogida” de Trump
Aleteia Image Department
El temporal que asola Italia
Aleteia Image Department
Un gol, una mirada al cielo
Aleteia Image Department
“ABUELA”
Aleteia Image Department
El báculo franciscano
Aleteia Image Department
Gana un Emmy…¡y una boda!
Aleteia Image Department
La Vespa del Papa Francisco
Aleteia Image Department
“La escuela que queremos”
Aleteia Image Department
“El faro del fin del mundo”
Aleteia Image Department
Marc Gasol…¡Bravo!
Aleteia Image Department
12 milagros en Tailandia
Aleteia Image Department
Venezuela: La marcha de la fe
Aleteia Image Department
Cuando un bebé nos cuida
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.