Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 29 noviembre |
Santa Catalina Labouré
home iconEstilo de vida
line break icon

La cultura laboral cambiará gracias a los jóvenes: no quieren vivir solo para trabajar

WOMAN,WORK,PRESENTATION

Shutterstock

Cecilia Zinicola - publicado el 06/09/18

Hay una rebelión de la generación joven ante la idea de sacrificarlo todo al trabajo. Comienza a priorizarse el tener una vida más equilibrada

La dura realidad de la actual cultura laboral está demostrando que quienes apuestan todas sus fichas a la profesión es muy posible que vivan muchos años en soledad. Y si hay algo que ha quedado claro es que ningún éxito profesional justifica el fracaso familiar.

Cualquiera que tenga intención de desarrollarse en una carrera profesional exitosa no debería nunca encontrar en su familia una limitación, sino todo lo contrario. Al encarar un proyecto familiar, un joven apunta alto en la felicidad humana y genera una posibilidad de felicidad biográfica: que comprende toda su vida y que no termina con su jubilación.

Como contrapartida a la falta de apoyo y los fuertes obstáculos al éxito familiar a costa del profesional, un nuevo fenómeno impulsado por las generaciones jóvenes está buscando alcanzar una mayor calidad de vida al integrar ambos aspectos.

Esta especie de rebelión al hecho de vivir sólo para trabajar ha comenzado a tomar fuerza buscando priorizar el tener una vida más balanceada entre trabajo, deporte, descanso, amigos y vida familiar. Esta actitud de la generación joven ha llegado a las empresas.

¿De qué se trata este giro en la cultura laboral? La fórmula involucra el permitir una mayor calidad de vida para quienes trabajan y una mayor integración entra la vida familiar y laboral tanto para la mujer como para el varón.

Esta cultura personalista más integradora entre familia y trabajo ha impactado en quienes tienen la responsabilidad del factor humano dentro de las empresas, y en la medida en que la promueven, los beneficios experimentados han sido contundentes.

Se está verificando cuantitativamente que las empresas que adoptan esa cultura logran captar más talentos profesionales, especialmente de mujeres; retienen dichos talentos en la empresa; alcanzan un menor nivel de ausentismo en una reducción del 30%, y con la corporación, se da un mayor sentido de pertenencia del personal.

A partir de la mayor identidad con la empresa, se logra una mayor eficacia y eficiencia en los trabajos profesionales y como consecuencia, esas empresas son más rentables. Hoy se prepara incluso una nueva versión de las normas ISO en las que se medirá la calidad de la empresa en función de las culturas familiarmente responsables que adopta.

Prueba de esta nueva cultura institucional es la que facilita la maternidad. Las empresas que han tomando la decisión de que las mujeres con hijos pequeños trabajen desde su casa con el mismo sueldo, lograron resultados altamente positivos.

Esto es lo que los profesionales jóvenes de hoy están buscando y además, coincide con el bien de la empresa. Con esta nueva cultura personalista de integración de familia y trabajo para la mujer y para el varón ganan todos: la empresa, la persona, la familia del personal, la sociedad y el país.

Tags:
conciliaciónempresafamiliamanagement
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.