Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Ley Anita: El proyecto que toca el corazón, un llamado a la solidaridad

HEART
Shutterstock/esthermm
Comparte

Una iniciativa sobre donación de órganos que cuenta con el respaldo del Arzobispado de Asunción

Ana Laura Almirón Riquelme, más conocida como Anita, era una pequeña de 6 años paraguaya que falleció en abril de 2013 esperando un donante de corazón a lo largo de dos años. La niña sufría una grave enfermedad, la miocarditis dilatada, y su única esperanza pasaba por un trasplante, algo que nunca sucedió.

Una vez que su historia cobró estado público las muestras de solidaridad y apoyo comenzaron a hacerse presente, pero finalmente el corazón que necesitaba Anita nunca llegó. A pesar de ello sus padres, Ma. Elena de Almirón y Eugenio Almirón, agradecieron en aquel momento a la ciudadanía las oraciones, las actividades y los donativos, según recuerda un reporte de la época publicado por ABC. Incluso, como señal, autorizaron la donación de córneas de Anita.

 

 

El caso de esta niña se transformó en motivo de inspiración en Paraguay y hoy en día su nombre forma parte del proyecto de Ley “que modifica varios artículos de la Ley Nº 1.246/1.998 de trasplantes de órganos y tejidos anatómicos humanos”. En ese sentido, a través de este proyecto que ingresó recientemente al Congreso se busca que la donación de órganos sea obligatoria una vez adquirida la mayoría de edad con la excepción de aquellos que consideren lo contrario.

“La modificación principal y fundamental del presente proyecto de Ley es el concepto de la presunción legal de la autorización de ser donante de órganos y tejidos después del fallecimiento, a través de la falta expresa de la oposición total o parcial, sin necesidad de contar con la autorización de los familiares o del juez competente para el efecto. La Ley presumirá la calidad de donante de la persona, en caso de que no haya manifestado expresamente su oposición”, recuerda el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de Paraguay.

 

El día en que fue presentado este proyecto se hizo presente el presidente de Paraguay, Abdo Benítez, quien también quiso acompañar una iniciativa considerada como “noble”.

“Esta causa simboliza el espíritu de unidad en nuestro pueblo tener un ministerio único cuando las causas valen la pena. Este proyecto va a hacer que casos como el de Anita tengan la posibilidad de seguir viviendo. Yo quiero felicitar a los proyectistas por esta iniciativa y comprometernos nosotros para llevar adelante este proyecto. Todos unidos en torno a una causa noble, que es la vida”, dijo el Presidente de la República Mario Abdo Benítez.

El respaldo de la Iglesia de Asunción

En las últimas horas el Arzobispado de Asunción también emitió un comunicado en el que brinda su apoyo a este proyecto de ley.  “Según la doctrina de la Iglesia, no encontramos objeción alguna para llevar a cabo este gesto solidario de donación en vida, a fin de que otras personas mejoren o salven su vida”, expresa.

“Es conocida por todos la solidaridad del pueblo paraguayo en los momentos difíciles y este tiempo no es la excepción”, indica el comunicado, que también hace énfasis en una exposición que el papa emérito Benedicto XVI hizo al respecto.

“Por todo esto pedimos a la ciudadanía paraguaya y al Congreso de la Nación apoyar este proyecto de ley. Así también, llamamos a la ciudadanía a informarse, a formar conciencia y expresar efectivamente su buena voluntad”, concluye el mensaje.

Hasta aquí la Ley Anita, un proyecto –similar a otros que se han estado impulsando en otros países de la región como Uruguay- que toca corazones y que representa un claro llamado a la solidaridad.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.