Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Un sacerdote católico, obligado a esconderse de los “escuadrones de la muerte” en Filipinas

RODRIGO DUTERTE
Comparte

"No puedo salir a ir en bicicleta, correr, pasear por cuestiones de seguridad", afirma el padre Picardal

Un sacerdote católico que ha criticado abiertamente al presidente filipino Rodrigo Duterte ha tenido que ocultarse por temor a convertirse en blanco de asesinos a sueldo en motocicleta, reportó CBS News.

El padre Amado Picardal fue uno de los primeros críticos de la guerra de Duterte contra las drogas que, según se ha informado, ha dejado supuestamente más de 4.500 muertos desde que el presidente asumió el cargo en 2016. Picardal declaró a CBS que se ha trasladado a un “lugar más seguro”.

“No podía salir a montar en bici, a correr, a pasear, debido a preocupaciones de seguridad”, contó Picardal a CBS.

“He dejado mi ermita en la montaña y me he trasladado a un lugar más seguro para continuar mi vida como ermitaño lejos del alcance del escuadrón de la muerte”, reveló el sacerdote.

Mientras estaba destinado en Davao, Filipinas, donde Duterte ocupó el puesto de alcalde antes de su elección a la presidencia, Picardel dijo que ayudó a compilar un informe sobre las ejecuciones extrajudiciales que tuvieron lugar allí entre 1998 y 2015.

“Esta es muy probablemente una de las razones por las que soy objetivo del escuadrón de la muerte”, dijo Picardal, según informa CBS.

Los líderes católicos en Filipinas han sido algunos de los críticos más claros contra la mortífera guerra de Duterte contra las drogas y en los últimos meses el déspota de Filipinas ha atacado públicamente a la Iglesia católica.

En un discurso televisado en junio, Duterte ridiculizó la doctrina católica, diciendo: “¿Quién es este Dios estúpido? Entonces este hijo de p*** es realmente estúpido”.

Tres sacerdotes han sido asesinados en los últimos ocho meses y, en respuesta a las acusaciones de que el régimen de Duterte pudo haber sido responsable, Duterte negó cualquier implicación y culpó a los propios sacerdotes asesinados.

“Si eres un sacerdote y tienes una aventura con la esposa de un soldado o de un alcalde, morirás de verdad”, dijo Duterte según ha informado ABS-CBN News. También declaró que los sacerdotes “no son mejores que yo”, añadiendo que “algunos sacerdotes tienen dos esposas”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.