Aleteia

Chile y Bolivia se abrazan gracias a 42 piezas fósiles de 420 millones de años

CHILE
Comparte

A través de un gesto de devolución las autoridades destacan el trabajo conjunto para la protección del patrimonio cultural de ambos países

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Todo comenzó con la detección a manos de funcionarios aduaneros de un “contenido extraño” en un equipaje que ingresaba a Chile desde Bolivia través del Paso Los Libertadores allá por el año 2016, paso fronterizo en la zona central del país. Al momento de ser descubierto se dieron cuenta que en realidad se trataba de valiosas piezas peleontológicas.

Esto generó que Aduana se incautara de estos fósiles en una primera instancia y puestos a disposición del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN). Posteriormente, y de forma conjunta con el Museo Nacional de Historia Natural de Bolivia, se sometieron las piezas a un proceso de peritaje donde se concluyó que las 42 piezas -que tienen entre 390 y 420 millones de años-  podían corresponder a unidades geológicas bolivianas.

El paso siguiente fue concretar la devolución de estas piezas, algo que sucedió en los últimos días, gesto que también revalorizado en cuanto a la protección del patrimonio cultural de ambos países.

 

“Es una gran noticia que hoy día tengamos la oportunidad de devolver estas 42 piezas de un alto valor paleontológico a Bolivia. Hemos estado con el Cónsul General quien ha recibido estas piezas. Esto nos lleva a poner sobre relieve la enorme labor que realizan los funcionarios de Aduanas a lo largo y ancho de todo nuestro país», expresó el subsecretario de Hacienda, Francisco Moreno, destaca un reciente comunicado de Aduanas.

En tanto, desde el lado boliviano, a través del cónsul general adjunto en Chile, Juan Carlos Dueñas Muñoz, también se saludó la devolución y se destacó el trabajo conjunto en estos ámbitos culturales.

«Es una satisfacción muy importante para nuestro Gobierno el recuperar un material invaluable desde todo punto de vista. Queremos agradecer las gestiones realizadas en Chile para la entrega de estos fósiles», expresó.

La devolución, más allá de los convenios internacionales que dan cuenta de la protección de bienes patrimoniales, representa una buena noticia en tiempos donde los vínculos entre ambos países suelen estar sometidos a constantes altibajos a raíz de diversas reivindicaciones históricas. Pero gracias a estas piezas un abrazo más fue posible.

 

 

Con información en base a Aduanas de Chile

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.