¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Así vive David, el último ermitaño de Irlanda

FATHER DAVID JONES,HERMIT,IRELAND
Comparte

Uno pensaría que ha huido del mundo, pero no es así. Desde su ermita, el hermano David, monje benedictino, ofrece su vida como sacrificio para salvar al mundo

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Muy creyente, David Jones pasó gran parte de su juventud tratando de convertir a los católicos al baptismo. Hasta el día en que este galés entró en una iglesia católica. Corría el final de los años sesenta. Subyugado por la belleza de los cantos latinos y las volutas de incienso, el joven dice que quedó atrapado en un instante por la dimensión mística de la liturgia católica. Su conversión fue fulgurante.

De un monasterio francés a la ermita irlandesa

Rápidamente se decantó por la vida monástica. Con la bendición de sus padres, entró en una comunidad benedictina en Francia. Allí pasó muchos años, antes de vivir en varios monasterios de Europa, hasta en Italia. Finalmente, su camino lo llevó al pueblo irlandés de Duleek (Este). Se instaló allí definitivamente y se convirtió en ermitaño.

Cosa muy poco común, el hermano David invitó a Aleteia a acompañarlo en uno de sus días ordinarios. Normalmente los ermitaños no lo permiten: su vocación es vivir una vida de silencio y soledad. La vida cotidiana del hermano David tiene lugar en un modesto apartamento. Esto no se corresponde con la imagen habitual que se tiene de los ermitaños que viven en el desierto. Sin embargo, el clima espiritual y silencioso en su casa es intenso.

Descubre estas fotos que cuentan la historia de un día corriente del hermano David:

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.