Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los más pobres le dicen SÍ a la vida y NO al aborto

ARGENTINA
Conferencia Episcopal Argentina - Prensa
Comparte

Hogar del Abrazo Maternal, centros para mujeres con embarazos de riesgos o inesperados

Fue presentado en la Villa 31, uno de los barrios más pobres de la Argentina, un ilusionante proyecto llevado adelante por mujeres para mujeres: el Hogar del Abrazo Maternal, centros para mujeres con embarazos de riesgos o inesperados. Se trata de una respuesta concreta para el drama del aborto, que en el senado argentino podría legalizarse el 8 de julio.

“Queremos dar una respuesta concreta a las necesidades de nuestras villas y barrios populares, allí donde la vida se lleva adelante pese a las dificultades. Y cada embarazo, cada niña y cada niño, es esperado y recibido como un don, un regalo, con la esperanza de que un futuro distinto y mejor que el actual le espera”, dijeron los sacerdotes que presentaron la iniciativa, en representación de los más de 30 que desempeñan su labor en las villas y barrios más humildes de Buenos Aires, procedentes de distintas diócesis y familias religiosas.

Pero no fueron los popularmente conocidos como “curas villeros” los únicos que dieron la cara en un anuncio que se suma a una realidad que en gran parte de la Argentina distintas pastorales llevan adelante. Las protagonistas del cuidado de las mujeres en situación de vulnerabilidad atravesando un embarazo no esperado también hablaron. El hogar “va a tener un lugar fijo para poder ayudarlas, acompañarlas, porque creemos en la vida y sabemos que la vida en camino es una esperanza”, explicó Gladys, vecina de la Villa La Cárcova.

En distintas diócesis del Gran Buenos Aires existen emprendimientos similares, que acompañan a las mamás desde que conocen las noticias de su embarazo hasta incluso después del parto. Mujeres que incluso atraviesan el embarazo en momentos de mucho dolor, por la violencia ejercida por su entorno directo ante su decisión de querer seguir adelante con su embarazo. En algunos casos, hay jóvenes adolescentes obligadas a drogarse y prostituirse que encuentran ante el embarazo la ventana de esperanza para cambiar de vida, y logran salir adelante gracias al apoyo recibido. De la experiencia de estos centros se nutrirán los Hogares del Abrazo Maternal para llevar adelante su propuesta.

En los Hogares, explicaron, se dará a jóvenes madres en condición de fragilidad y desamparo alimentación, atención y control médico, apoyo psicológico y legal, y acompañamiento del niño. También se ayudará a que puedan obtener los distintos apoyos gubernamentales que existen para mujeres en su situación, e incluso articular, cuando no fuera posible la crianza del niño, con el sistema judicial para la adopción. “Obviamente se acompañará con respeto y cariño a las mujeres que hayan atravesado el drama de un aborto”, completaron.

Se suele decir que la ley del aborto acercará a las mujeres pobres lo que las ricas costean: un aborto seguro. El aborto no es un reclamo de los pobres. Lo han confirmado los sacerdotes de la pastoral de las villas que fueron a exponer, entre ellos monseñor Gustavo Carrara y el padre José María “Pepe” DI Paola, y vecinas como Lorena, de la villa 31, quien dijo en la cámara de Diputados “somos personas que vivimos en una villa y todas pensamos que el aborto es matar”.

En su crudo relato, Lorena confesó que se realizó un aborto cuando era adolescente, y ante un segundo aborto solicitado por su pareja se arrepintió, siguió adelante con el embarazo, y hoy su hija tiene 13 años.

El aborto en la Argentina no es un reclamo de los pobres. Las mujeres de las villas que llevarán adelante los Hogares del Abrazo Maternal son el mejor ejemplo de ello.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.