¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Nuevos hallazgos evidencian que los incas aún tienen mucho que decir

PERU
Comparte

Tras 500 años, el descubrimiento de nuevos líderes incaicos comprueba la extensión de la antigua civilización inca

Cubiertos con textiles se hallaron cuatro de los 24 fardos funerarios a 766 kilómetros al norte del Perú. Los restos arqueológicos datan de hace 500 años de antigüedad. El hallazgo demuestra la importancia que tuvo Túcume (Chile) para el Tahuantinsuyo o Imperio Inca.

Alrededor de 15 ceramios también se hallaron en el lugar, al parecer servían de ofrenda a los cuerpos. Un fardo funerario era confeccionado tomando la forma de un cono. Esta vez la novedad es que por primera vez se registra un nuevo tipo de entierro, en forma de bota.

El hallazgo se realizó en una huaca cementerio piramidal en quechua, en la zona arqueológica de Túcume, así lo indicó el ministerio de cultura de Perú mediante un comunicado.

¿Qué evidencian estos hallazgos?

De acuerdo a los instrumentos hallados en los entierros, se puso en evidencia el alto rango social de los personajes en el Imperio Incaico. Uno de esos fardos funerarios se encuentra en buen estado de conservación.

Debido a que los textiles se asemejan a los encontrados en la tumba del último gobernante inca de Túcume, uno de ellos podría tratarse de un personaje importante de la civilización inca.

Las culturas Chimú y Lambayeque que se desarrollaron en la misma zona donde se halla Túcume, fueron absorbidas por el imperio inca y llegó a extenderse por vastas regiones de América del Sur.

 

 

La civilización más grande de América

Sin que se conociera su presencia en el majestuoso Valle de las Pirámides, bajo esas milenarias edificaciones se hallaron 24 entierros de la nobleza incaica. De esta forma quedó comprobada la extensión del Imperio de los Incas como el más vasto de América prehispánica.

Y es que el área de 221 hectáreas sobre la que se desarrolla las pirámides de Túcume es el mayor complejo arquitectónico de este tipo en el Antiguo Perú, constituido por 26 edificios piramidales.

Aunque las colinas de Túcume puedan parecer para el ojo visitante una arenosa colina resquebrajada por el paso de los siglos al haber sido erigida hace mil años con adobe en lugar de piedra, poseen una altura que solo se iguala al templo maya de kukulkán en Chichen Itzá ( México), así lo detalló para la prensa extranjera la directora del proyecto del Museo de Túcume Bernarda Delgado.

Enigmas por descifrar

Al haber sido encontrados junto a cerámicas y envueltos con un promedio de 30 textiles (finas telas) se presume que se trata de nobles incas o un grupo de elite del antiguo Imperio Inca. Sin embargo, lo que aún se encuentra en investigación es el por qué decidieron enterrarse en esta huaca a un kilómetro del edificio principal. La Huaca “las Abejas” es la más larga de Sudamérica con 30 metros de alto y 700 de ancho.

Los objetos permanecen casi intactos y permiten observar con detalle la alfarería de Túcume, una fusión de arte lambayecano y Chimú. Sus jarros son característicos por llevar en sus boquillas representaciones de cabezas, ya sea de hombres o de animales como el murciélago.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.