¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Cuando uno no sabe qué será de su vida

TEENAGER
Sabphoto - Shutterstock
Comparte

Jóvenes ante la incertidumbre: cómo plantearse el futuro

La incertidumbre es algo que muchas veces nos paraliza. No sabemos qué hacer porque no estamos seguros del futuro. La juventud puede estar llena de momentos de incertidumbre. La vida misma es así, pues nadie tiene el control total del propio futuro.  

Hoy día los jóvenes se encuentran con un panorama con retos importantes en muchos campos. Uno de ellos es la dificultad objetiva para encontrar trabajo tras terminar los estudios universitarios o al llegar a la edad en la que se espera de ellos que empiecen a trabajar y desarrollar su propia autonomía. La desesperación o el desanimo no son caminos eficaces para la propia realización pese a las muchas dificultades que podemos encontrar en el camino. 

Veamos algunos consejos para poder afrontar los momentos de especial dificultad

  1. Acepta la incertidumbre: Muchas veces nos empeñamos en querer luchar contra ella, como si tuviéramos armas para ello, pero no las tenemos. No podemos saber qué nos deparará el futuro, así que en lugar de pelearnos con la incertidumbre, para aprender a vivir con ella hay que aceptarla en nuestras vidas. 
  2. Aprende a vivir siguiendo tus metas y no las impuestas por lo demás: Vivimos en una sociedad en la que se valoran mucho los éxitos: tener un buen puesto de trabajo, comprarse un piso, tener hijos, etc. Y esa manera de funcionar hace que nos estemos constantemente comparándonos con los demás. Todas esas (auto)exigencias provocan que no vivamos en base a los recursos que tenemos y la situación que se nos presenta. Hay que cambiar esa manera de funcionar para empezar a vivir en base a las metas y prioridades que sentimos nuestras. Quien vive luchando por los sueños de los demás difícilmente logra realizarse en la vida. 
  3. Vive el presente: Lo que sucedió en el pasado ya no lo podemos cambiar y el futuro es incierto y no sabemos cómo se va a presentar. Lo único que podemos cambiar es el momento actual. Si te gusta lo que estás viviendo, continúa así. Sin embargo, si la vida que llevas no te satisface, céntrate en cambiarla en cada instante del presente sin perder la esperanza en un futuro mejor. 
  4. Evita la búsqueda compulsiva de las certezas: Con frecuencia ante una incertidumbre se tiende a buscar una solución inmediata, cuando quizá no siempre la hay. La falta de un sano realismo provoca ansiedad y tensión innecesaria. No podemos planificarlo todo porque sería frustrante, ya que no siempre saldrán las cosas como hemos pensado. La reflexión sobre lo que estamos viviendo es muy positivo, pero sin caer en análisis compulsivo que no nos llevan a nada de bueno.
  5. Contempla tus objetivos como medios y no como un fines en sí mismos: Quizás eres una persona con un nivel de perfeccionismo elevado y eso provoca que necesites sentir el control de todo lo que sucede. Esto te producirá frustración porque la vida es un misterio que se va resolviendo día tras día. Acepta lo que venga, aprende a dar espacio al misterio de la vida y a tu capacidad de resolución con los imprevistos que se te presenten. Acepta que te puedes equivocar, no saber cómo reaccionar en un momento determinado o sentirte perdido en algunas circunstancias. Se trata de emociones existenciales , normales, que forman parte de la vida. 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo