Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 14 abril |
San Sabás Reyes
home iconEstilo de vida
line break icon

El trauma de los niños migrantes

IMMIGRATION

Giannis Papanikos - Shutterstock

Javier Fiz Pérez - publicado el 24/06/18

Hay acontecimientos que cambian la vida para siempre

El sufrimiento de los migrantes no solo es físico, social y económico. Es también psíquico y afectivo pues la dura experiencia de la migración provoca profundas heridas, sobre todo en el caso de los niños.

La separación de sus padres durante días, semanas, meses, e incluso años, hace que los niños sean muy vulnerables a todo tipo de peligros.

Los que emigran solos pueden ser víctimas de la delincuencia y del abuso o maltrato psicológico, debido a las condiciones de clandestinidad en las que viven, por ejemplo, al tener que pasar la frontera de diversos países. Muchos de ellos comentan que el miedo y la angustia que experimentan al estar con extraños cuando son dejados por sus padres con los coyotes o familiares, se convierte en una pesadilla que se revive en sus sueños nocturnos durante mucho tiempo. Se sienten perdidos y abandonados.




Te puede interesar:
La escandalosa migración de niños desde Centroamérica

El niño que se queda en el país de origen, podría verse afectado por los peligros del entorno en el que vive. Necesitan desapegarse, adaptarse a la ausencia de su madre, y afrontar la ruptura que supone su alejamiento. Es normal que afecte a sus hábitos y desarrollo físico, psiquico y social.

Entre los 5 y los 7 años, los niños experimentan habitualmente dolor,  angustia, desamparo e inseguridad ante la ausencia de su madre. Además, reaccionan a los acontecimientos con preocupación, miedo, melancolía y nostalgia.

Un dolor que traumatiza

Se denomina «trauma de la migración» al desequilibrio que experimentan los migrantes tras emprender un camino cuyo éxito psicológico muchas veces es incierto. Ellos buscan un futuro mejor al tiempo que no quieren modificar el núcleo profundo de su propia identidad.

Este trauma se ve como una herida, una fisura, que en el plano psicológico trae consigo mucho sufrimiento, un choque violento con repercusión en la personalidad. Esto ocurre cuando las condiciones sociales sean desfavorables, tanto en el país de origen como en el de acogida.


IMMIGRATION

Te puede interesar:
El dolor de los migrantes tiene nombre: Síndrome de Ulises

Un trauma acumulativo

Como el proceso de migración es largo, las experiencias traumáticas son acumulativas. Comienzan en el momento de la partida-separación del lugar de origen; continúa con una serie de eventos durante el viaje; y, al llegar al lugar (o lugares) de residencia.

Y es que en el caso de la residencia no siempre (o mejor dicho, casi nunca) se llega a un lugar en que el residir durante un tiempo estable. Al contrario, se suele cambiar con frecuencia de residencia y vivir en todo tipo de viviendas.

Las consecuencias de trauma acumulativo pueden no ser inmediatas y reacciones, diversas, según el tipo de personalidad. Pero, según afirman los expertos, siempre implicará efectos profundos y duraderos.

El trauma pasa de padres a hijos

Cuando la experiencia migratoria es traumática para los padres o para solo uno de ellos, el trauma puede también ser transmitido a los hijos de distintas maneras. Cuando viven en condiciones de clandestinidad se experimenta como drama doloroso y destructivo. También puede afectar al estilo de vida de los que se quedan en el país de origen que, por otra parte, pueden llegar a idealizar la aventura de sus padres sin ajustarse esta a la realidad.

Los hijos suelen vivir esta experiencia de manera compleja y antagónica. Se llenan de fantasías, de imágenes construídas sobre las bases de las fantasías y sueños de sus padres

Los niños pues, tal vez no viajen con sus padres y se queden con algún familiar, no viven directamente la migración pero sufren las consecuencias de ésta: heredan el trauma de la familia provocado por el viaje de los padres y las condiciones de clandestinidad.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
5
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
PRINCE PHILIP
Cerith Gardiner
11 datos interesantes sobre el difunto príncipe Felipe
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.