Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 24 julio |
San Chárbel
home iconActualidad
line break icon

‘The Confirmation’: Padre e hijo, en busca del tiempo perdido 

THE CONFIRMATION

Great Point Media

José Ángel Barrueco - publicado el 23/06/18

Una interesante exploración sobre la paternidad del guionista de Nebraska

En The Confirmation, primera película de Bob Nelson (guionista de Nebraska) como director, un niño de ocho años (Jaeden Lieberher, a quien vimos en It y en Midnight Special) convive un fin de semana junto a su desastroso padre, Walt (Clive Owen en una de sus grandes interpretaciones), un hombre divorciado con trabajos esporádicos de carpintero que lucha por no recaer en el alcoholismo.

Son los días previos a un momento decisivo de la infancia del muchacho: en breve hará la Primera Comunión y la Confirmación. Al comienzo de ese reencuentro entre ambos, a Walt le roban la caja de herramientas que necesita para desempeñar su oficio. El hurto será la excusa, el «macguffin», para tenerlos entretenidos intentando encontrar al culpable mientras la relación entre ambos se consolida y recuperan el tiempo perdido.

Hemos comentado por aquí, más de una vez, que uno de los problemas de las carteleras españolas es que se están ciñendo demasiado a estrenos de películas espectaculares que no aportan nada, aunque obtienen beneficios para que la maquinaria siga girando, y a cintas que dejan frío al espectador. Lo cual empuja al limbo a filmes pequeños, modestos, que merecen la pena: filmes como The Confirmation, que encuentran su hueco en la parrilla de estrenos de Movistar y Netflix.

Bob Nelson repite aquí, en cierto modo, la fórmula de Nebraska: la relación llena de altibajos y momentos cómicos de un padre y su hijo. Las dos películas están inspiradas en sus propios padres (en la ficción interpretados por Bruce Dern y Clive Owen), aunque Nelson ha transformado ese material de partida mezclándolo con ficción y elementos cinematográficos.

El cineasta cuenta en una entrevista que una de sus influencias fue Ladrón de bicicletas, y esto es algo que uno no advierte porque, salvando las lógicas distancias, allá donde Vittorio De Sica apostaba por el drama y la dureza propia del clima de postguerra, Bob Nelson opta por la comedia en los tiempos actuales, en los que el hambre, como en la obra maestra italiana, ya no es la preocupación primordial del hombre (salvo si vive, claro, en el Tercer Mundo).

The Confirmation no alcanza el nivel de Nebraska porque Alexander Payne es único filmando ciertas miserias con toques mordaces. Pero, como hemos dicho, es una película modesta y muy interesante. Sobre todo por ese personaje de padre incapaz de comportarse como tal, negado para llevar a su hijo a hacer cosas comunes como ir a comer hamburguesas o preparar él mismo una cena decente.

La clase de padre que, sin embargo, transmite ciertos valores a su hijo sobre escuchar a los mayores para luego, de adulto, decidir qué es lo correcto; sobre la necesidad de abrirse camino luchando; sobre hacer un trabajo en el que prime la calidad; sobre mantener a salvo la base de un empleo (en su caso, es imprescindible la caja de herramientas, como lo era la bicicleta para los personajes basados en la novela de Luigi Bartolin, publicada en España por Sajalín Editores).

El título de la película comporta varios significados. El niño va a ser confirmado por la iglesia, pero de algún modo también necesita ser confirmado por su padre mediante esa travesía urbana que integra tantos elementos característicos de la clase trabajadora en el paisaje norteamericano: tiendas de empeño, caravanas, capillas, tabernas, talleres…

Aunque, al principio, Walt parece escéptico ante la comunión del muchacho, Nelson introduce una escena en la que nos muestra que se trata de un hombre que quizá ya no sea practicante, pero que mantiene la fe: «Dicen que Dios vive en los detalles», le comenta a su hijo mientras, juntos, reparan una puerta. Y es en los pequeños detalles, también, donde los cineastas demuestran su valía.

Ficha Técnica

Título original: The Confirmation

País: Canadá

Director: Bob Nelson

Guión: Bob Nelson

Música: Jeff Cardoni

Género: Comedia

Duración: 101 min.

Reparto: Clive Owen, Jaeden Lieberher, Maria Bello, Robert Foster, Tim Blake Nelson, Patton Oswalt, Stephen Tobolowsky, Mathew Modine

Tags:
cinesacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
2
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
3
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
4
MONICA ASTORGA
Esteban Pittaro
Una monja carmelita logró la casa propia para 12 personas trans
5
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
6
WATER
Philip Kosloski
¿Por qué el sacerdote se lava las manos durante la misa?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.