Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 01 diciembre |
Beato Carlos de Foucauld
Aleteia logo
Curiosidades
separateurCreated with Sketch.

La misteriosa cruz del jefe indio Toro Sentado

PORTRAIT OF INDIAN CHIEF SITTING BULL

David Francis Barry (1854–1934)

Sylvain Dorient - publicado el 22/06/18 - actualizado el 15/12/20

Una famosa foto del jefe indio lo muestra con un crucifijo alrededor del cuello, ¿era Toro Sentado cristiano?

El gran Toro Sentado, indio lakota (sioux) vencedor en 1876 de la famosa batalla de Little Big Horn, ¿era cristiano?

El personaje encarna de tal manera la causa amerindia que la idea de que pudiera compartir la religión de los colonos blancos podría parecer absurda. ¿Acaso no dijo: “Prefiero morir como indio que vivir como blanco”?

El bloguero católico estadounidense Taylor Marshall sospecha que esta cruz es lo suficientemente incómoda como para que los manuales de historia estadounidenses la trunquen sistemáticamente, volviendo a encuadrar la fotografía del jefe… ¡Pero esta cruz es parte de la historia!

El amigo “Túnica negra”

Toro Sentado desconfiaba de los colonos y del ejército estadounidense. Vio lo despreciados que eran los amerindios. Estaba aterrorizado por la matanza de los búfalos y la destrucción de su mundo.

Conocemos su frase: “Cuando hayan cortado el último árbol, contaminado el último arroyo, pescado el último pez, entonces se darán cuenta de que el dinero no se puede comer”.

Pero no por ello extendía su desconfianza a todos los blancos. Como muchos sioux de la época, tenía buenas relaciones con los francocanadienses, que comerciaban con ellos. Y Toro Sentado incluso se hizo amigo de uno de estos hombres blancos, “Túnica negra”, el sacerdote jesuita Pierre-Jean De Smet.

De Smet fue un infatigable misionero indigenófilo —habría recorrido 290.000 km a lo largo de su carrera—, y ocasionalmente desempeñaba el papel de árbitro para apaciguar conflictos entre tribus. Obtuvo una notable tregua entre los feroces pies negros y los cabezas planas.

Se interesó por su religión e incorporó la noción del “Gran Espíritu” en su predicación. También intentó construir “reducciones” (pueblos indígenas convertidos al cristianismo) en Occidente a imagen de las experiencias latinoamericanas.

El sacerdote impresionó a los estadounidenses con su capacidad para circular entre tribus hostiles sin ser amenazado. El general Stanley escribió que “solo el padre De Smet, entre todos los blancos, podía llegar a estos crueles salvajes y regresar sano y salvo”.

Amigo de los indios

En 1851, fue este sacerdote quien convenció a los jefes sioux para firmar el tratado de Fort Laramie. Este tratado les obligaba a aceptar el paso de colonos blancos, pero convertía en santuario algunos de sus territorios, incluyendo las Colinas Negras, que eran consideradas sagradas por los sioux.

Probablemente fue durante estas reuniones cuando el sacerdote entregó el crucifijo a Toro Sentado. Por desgracia, el tratado fue violado poco después, debido al descubrimiento de oro en las Colinas Negras.

Liderados por los jefes sioux, de los cuales Toro Sentado era el líder espiritual, los amerindios ganaron la victoria de Little Bighorn en 1876. Luego fueron perseguidos por el ejército americano y finalmente tuvieron que rendirse.

Toro Sentado y los líderes sioux supieron ver que el sacerdote no tenía nada que ver con la traición al tratado que les había animado a firmar. El sacerdote, anciano y enfermo, hizo una última visita a los sioux en 1870.

La famosa foto de Toro Sentado mostrando su crucifijo data de 1885, lo que demuestra que el jefe no renegó de la amistad que sentía por “Túnica negra”.

¿Toro Sentado era cristiano?

Sin embargo, es arriesgado afirmar que Toro Sentado se hubiera convertido al cristianismo: ningún documento lo atestigua. El padre De Smet bautizó a muchos amerindios, pero los incluyó y los censó en su registro solamente bajo su nombre cristiano de adopción.

Así que no podemos probar que Toro Sentado fuera bautizado. Es incluso bastante improbable porque, siguiendo la costumbre de su pueblo, el jefe indio era polígamo, tuvo hasta cinco esposas y tenía dos al final de su vida.

Por su carisma y misticismo, Toro Sentado fue reconocido como un líder espiritual en todas las tribus sioux federadas. ¡Nos encantaría saber qué conversaciones tuvo probablemente con Túnica negra sobre Cristo y el Gran Espíritu!




Te puede interesar:
El día en el que Buffalo Bill conoció al Papa León XIII

Tags:
conquista de américaestados unidoshistoriapueblos originarios
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.