¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

¿Cómo era la vida de los faraones?

EGYPT
Comparte

Una exposición organizada por CaixaForum y el British Museum revela la idea del poder y de la vida eterna en el Antiguo Egipto

“Faraón. Rey de Egipto” es una de las grandes exposiciones, en este caso sobre el arte egipcio, que podrán verse este verano en el mundo. El recorrido cuenta con 164 piezas y la muestra ha sido elaborada por dos grandes instituciones culturales: el British Museum de Londres y la Obra Social “la Caixa”. Podrá visitarse en CaixaForum de Barcelona (España) hasta el 16 de septiembre.

La visita es toda una lección de Historia Antigua, con la que uno puede hacerse a la idea de la noción de poder, muerte y vida eterna que tenían los antiguos egipcios.

La suntuosidad de las esculturas, la belleza de las figurillas que acompañaban al difunto en los enterramientos, la precisión en la geometría y la astronomía hacen que el público pueda admirar el legado que nos ha dado la civilización egipcia.

El encargado de mantener el orden universal

En su cultura (y la exposición se centra en este aspecto), el faraón regía al pueblo de Egipto y al mismo tiempo era el maat, el encargado de mantener el orden universal. Así es como la ley natural aparece en esta civilización ya tres milenios antes de Cristo.

Al visitante con conocimientos de Historia, le resultará interesante ver todos aquellos objetos (funerarios y artísticos o con finalidad ornamental política) que hablan del contacto entre Egipto y el pueblo de Israel, narrado en la Sagrada Escritura.

La época faraónica alcanza el período comprendido entre el año 3.000 antes de Cristo y el 30 antes de Cristo, ya en época romana. En torno al siglo XIV a.C., confrontamos los vestigios de la época (entre ellos una preciosa estatua de Tumotsis III) con la historia de aquel faraón de quien habla el libro del Éxodo, que oprime al pueblo de Israel hasta que este logra marchar a la Tierra Prometida conducido por Moisés.

Orfebrería y templos portentosos

El recorrido de la muestra permite apreciar vestimenta, joyas, monumentos, sarcófagos y pequeños trabajos de orfebrería en el que se subraya el trabajo en granito y las piedras semipreciosas o el oro.

El faraón vestía y vivía de acuerdo con su condición de intermediario entre los dioses y el pueblo egipcio, que en sus ciudades contaba con templos de una arquitectura portentosa. Y todo, absolutamente todo, hablaba de ese poder: de ahí que también pueda leerse en los relieves y en las losetas que se han seleccionado para la muestra.

“Faraón. Rey de Egipto” es una buena ocasión para leer el libro del Éxodo (en el Antiguo Testamento) y revisitar la vida de personajes históricos como Abraham, Moisés, José o Jacob.

También te puede interesar: Arqueólogos descubren el secreto del templo perdido del faraón egipcio

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.