Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 17 abril |
San Roberto de Molesmes
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Quentin: el niño de 5 años que salvó la vida a su padre

FRANCE POLICE

By JPC-PROD | Shutterstock

Rachel Molinatti - publicado el 18/05/18

El domingo 13 de mayo, en Glos-la-Ferrière (Francia), un niño de 5 años salvó la vida de su padre tras descubrirlo inconsciente en su cama. Una sangre fría y una presencia de ánimo asombrosa

El domingo pasado por la tarde, la gendarmería de Alenzón, en la Normandía francesa, recibió una llamada cuanto menos extraordinaria. Quentin, un niño de 5 años, acababa de descubrir a su padre inconsciente en su cama “echando espuma por la boca”.

En efecto, el niño había marcado el número 17, el de la gendarmería francesa, para alertar de la situación. Romuald Arrivé, el gendarme operador, se sorprendió enormemente al escuchar la voz de un niño tan pequeño al otro lado de la línea. Aunque parecía inquieto, no entró en pánico y mantuvimos un diálogo telefónico que duró 40 minutos.

El gendarme intentó tanto calmar al niño como obtener la información necesaria para el despliegue del servicio de emergencia. Quentin logró dar su nombre y el de su padre, pero no conocía ni su apellido ni su dirección, aunque sí pudo indicar a su interlocutor el color de las persianas de la casa y la ubicación del coche paterno.

“Sin duda salvó a su padre”

El periódico Ouest-France recoge las declaraciones del mayor Alain Leterrier, de servicio en aquel momento: “El chiquillo mostró una madurez impresionante”.

Al cabo de 30 minutos de conversación, la línea se cortó. Entonces, el pequeño tuvo la presencia de ánimo para marcar de nuevo el 17 para reanudar la conversación.

“Fue realmente increíble”, declaró, impresionado, el suboficial. Por último, después de contactar con la compañía telefónica Orange, los gendarmes consiguieron localizar la casa y por fin pudieron llevar ayuda al padre de familia de 44 años.

Había sido víctima de un trastorno diabético y ahora está sano y salvo. Stéphane Hébert, teniente de alcalde de Glos-la-Ferrière, no oculta su admiración: “El niño estuvo magnífico, sin duda salvó a su padre”.

Tags:
emergencianiñopaternidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
3
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
4
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
5
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.