¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Cómo el Apple Watch salvó la vida a una adolescente

WOMAN,EXERCISE,APPLE WATCH
Shutterstock
Comparte

La tecnología tiene sus peligros, pero también sus ventajas

Deanna Recktenwald, de 18 años, visitaba la iglesia The Crossing con su madre, Stacey, cuando el reloj Apple Watch que llevaba le alertó de que su ritmo cardíaco había superado las 190 pulsaciones por minuto.

Stacey, enfermera titulada, se apresuró a llevar a su hija al hospital donde la precisión de la lectura del reloj fue confirmada. El personal del hospital descubrió rápidamente que Deanna sufría una enfermedad renal crónica.

“De inmediato empecé a rezar y dar gracias a Dios por tener aquel reloj”, declaró Tom Recktenwald, padre de Deanna.

Stacey escribió a Apple dándoles las gracias por su tecnología, que le había salvado la vida, tras lo cual Tim Cook, director ejecutivo de Apple, les agradeció el compartir su historia.

Según tuiteó: “Historias como la de Deanna nos inspiran a soñar más grande y a esforzarnos más cada día”.

Aunque la tecnología genera su propia dosis de problemas, también tiene beneficios.

En este caso, el de salvar potencialmente una vida al ayudar a detectar una grave enfermedad antes de empeorar aún más, una situación en la que la tecnología estaba verdaderamente al servicio del bien.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo