Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Un gnomo detective?: Cinco Holmes no “demasiado” conocidos

SHERLOCK GNOMES
Paramount Pictures
Comparte

El extravagante detective creado por Sir Arthur Conan Doyle ha tenido muchas adaptaciones antes de la de B. Cumberbacht

Cuando sale a relucir el nombre de Sherlock Holmes todo el mundo echa mano de lo mismo, “cuáles han sido las mejores adaptaciones del personaje”. Aquí no vamos a ver cuales han sido las peores (aunque no nos vamos a poner exquisitos), sino algunas de las aproximaciones al personaje de Conan Doyle menos conocidas (y entretenidas).

El estreno de Sherlock Gnomes (2018) pone en evidencia que el detective más famoso del mundo sirve, casi, para cualquier contexto. Esto nos recuerda que llevar al Holmes a la pantalla no siempre ha funcionado bien. Recordamos aquí cinco títulos de los menos conocidos (que no los peores, aunque haya de todo un poco) que han versado sobre las aventuras de Sherlock Holmes.

1. Las aventuras de Sherlock Holmes y el doctor Watson. (1979-1986).

SHERLOCK HOLMES
Lenfilm

Rodada en plena Guerra Fría, lo más curioso de esta serie es que se filmó en suelo ruso emulando el londres victoriano. La miniserie fue todo un éxito de hecho, en Inglaterra quedaron tan encantados que con el tiempo terminarían nombrando a Vasily Livanov, el actor que interpretaba a Sherlock, como Honorable Miembro de la Orden del Imperio Británico. Es más, en la puerta de la embajada británica en Rusia hay dos estatuas de Livanov y Vitali Solomin, caracterizados como Holmes y Watson.

Las aventuras de Sherlock Holmes y el doctor Watson es una propuesta tremendamente fiel al original literario aunque se toma ciertas libertades. Por ejemplo, Holmes no es tan antipático y repelente como de costumbre y de hecho, se obviaron algunas cuestiones incómodas para el régimen, como el hecho de que Holmes, en las novelas de Arthur Conan Doyle, tomara “de vez en cuando” una disolución de cocaína al 7 por ciento.

En cualquier caso la adaptación vale la pena ojearla. Es de las más fieles a la obra de Doyle y Livanov y Solomin calcan al Holmes y el Watson de Doyle ofreciendo algo sensiblemente distinto.

2. Los misterios del auténtico Sherlock Holmes (2000-2001)

SHERLOCK HOLMES
BBC

Producción de la BBC, en buena medida, una avanzadilla de lo que vendría a ser Sherlock y una evidencia de que en la cadena británica estaban dispuestos a proponer cosas nuevas. Aquí la variación reside en el hecho de que sin renunciar al espíritu detectivesco del original de Doyle, la acción se centra en el propio autor de la novela y en su relación (real) con Joseph Bell (verdadero protagonista de la serie), pionero de la ciencia forense y asesor ocasional de la policía londinense. Lo que la serie sugiere es que Doyle utilizó para escribir las aventuras de Holmes y Watson los casos que él resolvió ayudando a Bell. Tiene su encanto.

3. Sherlock Holmes (1964-1968)

SHERLOCK HOLMES
BBC

Deberíamos haberlo dicho desde el principio, Sherlock Holmes ha corrido mucha mejor suerte en televisión que en el cine. De nuevo la BBC puso en marcha en 1965 una nueva adaptación titulada, tal cual, Sherlock Holmes. En ella, Douglas Wilmer interpreta a Holmes y Nigel Scott (que años después veríamos como tío de Holmes en El secreto de la pirámide) como Watson.

La serie estaba muy bien, era muy correcta y cumplía con su cometido sin grandes novedades eso es verdad. Wilmer había nacido para interpretar a Holmes pero haciéndolo con más tiempo y con algunos medios más. Al tiempo el actor comenzó a quejarse de que los guiones eran malos o muy malos y que apenas tenían tiempo para prepararlos. Comenzaron los problemas con los productores y al final Winter terminó en la calle.

En su lugar se llamó a Peter Cushing, que ya había interpretado al detective de forma realmente sublime en El perro de los Baskerville (1959) y se moría de ganas de volver a interpretar a Holmes. La pena es que a partir de la entrada de Cushing la serie ya fuera cuesta abajo. Se le redujo el presupuesto y los problemas fueron a más. Cushing, acostumbrado a trabajar con pocos presupuestos siempre recordó aquella experiencia como una pesadilla.

4. La garra escarlata (1944)

THE SCARLET CLAW
Universal Studios

Sexta producción de la Universal cuando 20th Century Fox vendió los derechos del personaje tras dos películas. Universal tomó el testigo pero convirtió los largometrajes de Holmes en carne de serie B. Aún así vendrían seis películas más de un total de catorce interpretadas, todas ellas, por Basil Rathbone, uno de los Holmes más populares y memorables, sobre todo por los que ya tienen unos años. Muy entretenida. Tal vez porque ya se sabía a sí misma como una simple producción de entretenimiento. El director irlandés Roy William Neil se hizo cargo de un total de diez películas de esta serie y esta puede que sea la que mejor le salió. Sin grandes novedades ni sorpresa y es de las más divertidas.

5. Basil. El ratón superdetective. (1986)

BASIL
Buena Vista Distribution

Antes de que Disney resucitara con La Sirenita y sobre todo La bella y la bestia, los estudios del ratón Mickey cocinaron una versión animada de Sherlock Holmes con perros, gatos y ratones. Todo muy Disney. Plagada de referencias a la obra de Doyle y con la voz del mismísimo Vincent Price, como el villano de la historia, si bien la película no es una cumbre de los estudios está llena de buenas intenciones y cumple con su cometido.

Además, tiene una banda sonora maravillosa de Henry Mancini (autor de La pantera rosa) y es un film cuidado hasta el detalle, empezando por su guión en el que metieron la mano nada menos que diez personas, de las que se tenga constancia. El cortometraje está basado en el libro infantil Basil of Baker Street, escrito por Eve Titus y con dibujos de Paul Galdone.

 

Tags:
cine
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.