Aleteia

Tambillo, la primera Área Protegida Comunitaria de Ecuador

TAMBILLO
Comparte

Varias familias seguirán siendo las protectoras de un lugar especial en el país sudamericano

El Bosque Protector Tambillo, un lugar de casi 2.000 hectáreas de amplia riqueza en cuanto a flora y fauna, se ha transformado en la nueva zona que le da respiro a Ecuador en cuanto al cuidado de la «casa común» (Laudato Sí).

Efectivamente, en los últimos días este lugar se ha transformado en la primera Área Protegida Comunitaria del país sudamericano, algo que implica un férreo compromiso compartido para los habitantes del lugar en cuanto a la protección y cuidado de la creación.

El anuncio fue hecho por el Ministerio del Ambiente implica la incorporación de Tambillo al Sistema Nacional de Áreas Protegidas y particularmente desde ahora pasa a formar parte del subsistema comunitario, una de las categorías establecidas en la propia Constitución de Ecuador.

“Este es un momento histórico, porque es la primera vez que una comunidad decide establecer un espacio privado para la conservación y, es la primera vez que un área protegida comunitaria se adscribe a nuestro Sistema Nacional. Estas tierras están siendo preservadas, porque queremos que sirva a la gente, a través del uso sustentable de los servicios ecosistémicos, así como en la producción de turismo”, expresó el ministro del Ambiente, Tarsicio Granizo, indica un comunicado del propio Ministerio del Ambiente.

También opinó José Zhunio, representante legal de la Cooperativa Jima Ltda. (integrantes de las familias locales que encargarán del resguardo del lugar), para quien esta declaratoria –prosigue el comunicado- “permitirá garantizar los derechos de la biodiversidad y su integridad biológica”. “Asumimos con responsabilidad la administración de Tambillo”, expresó.

Por último, el propio ministerio recuerda que “la nueva área protegida, ubicada en San Miguel de Cuyes de Gualaquiza (provincia de Morona Santiago) (… ),  antes de ser elevada a la máxima categoría de protección ambiental, desde 1991 fue Bosque y Vegetación Protectora de categoría privada”.

“Este lugar se sitúa a una altura de 2.400 a 3.100 metros sobre el nivel del mar. Aquí se han registro 350 especies de flora, 75 especies de aves y 22 especies de mamíferos, entre las más significativas se encuentran el oso de anteojos (Tremarctos ornatus) y el tapir de montaña (Tapirus pinchaque), considerados dos de los mamíferos más grandes en Sudamérica”, concluye el Ministerio del Ambiente.

De esta manera, con esta declaratoria alentadora, varias familias del lugar se harán protectoras más que nunca -algo que será tarea de todos-  de un lugar muy especial para el país sudamericano.

 

 

Con información en base a Ministerio de Ambiente de Ecuador

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.