Aleteia

¿Qué se ocultan las parejas? Reveladores datos de la banca ‘on line’

COUPLE HANDS
Comparte

Procedimientos similares permiten mantener en secreto gastos y gestiones en el seno del matrimonio y descubrir tendencias a través del ‘big data’ y las encuestas

La confianza entre las parejas a menudo no es absoluta. Al menos, en el aspecto económico. Avances como la banca en línea permiten mantener en secreto gastos, cuentas, etc.

Antes, sin estos avances digitales, la vida financiera paralela era difícil de disimular. Pero las gestiones a través de dispositivos individuales como los smartphones o las tabletas ahora sí lo permiten.

Sea como fuere, los esfuerzos de mujeres y hombres de todo el mundo y de las edades más diversas están siendo revelados por múltiples sistemas para captar y ordenar datos.

Así, en un informe reciente del Centro para la nueva clase media, organización dedicada a la investigación en el consumo, se indica que los millennials discuten más por el dinero que los matrimonios integrados por ciudadanos de generaciones anteriores.

Mientras que las disputas por esta causa se reducen al 3% de los baby boomers o al 7% entre las familias de la Generación X, la proporción entre los jóvenes del milenio alcanza el 20%.

Con independencia de los hábitos y comportamientos para alejarse de cualquier manifestación machista a favor del trato igualitario, la información disponible confirma que sigue siendo importante quién paga en la primera cita.

Gracias al big data, la aplicación de pagos online Circle Pay indagó específicamente en este terreno y descubrió que, para el 44% de los estadounidenses, el hecho de que les inviten les predispone favorablemente para volver a quedar.

Entre las chicas millennials, el 35% de los perfiles observados por el portal de dating OKCupid prefiere dividir la factura entre dos. La cifra desciende entre las usuarias de mayor edad.

Otra empresa financiera digital, WalletHub, desarrolló una encuesta que arrojó unos resultados curiosos: para cuatro de cada diez clientes, la torpeza de sus compañeros al administrarse justifica más claramente una separación e incluso una ruptura que su mal aliento.

Los técnicos de Marcus, firma perteneciente al gigante de los valores y la inversión Goldman Sachs, averiguaron que casi una cuarta parte de los norteamericanos consideraría la posibilidad de cortar con su pareja si se enterase de que acumulaba un gran agujero en su tarjeta de crédito.

El 76% de los sujetos estudiados para este trabajo admitió que el grado de endeudamiento de sus esposas o maridos era elevado. Tal vez por esta razón, numerosos consumidores de mercados avanzados como Estados Unidos oculta cuál es su salario, aunque estén casados o tengan una relación sentimental estable.

En concreto, según la información del banco de internet Aspiration, eso es que lo hace el 19% de los adultos. Otro informe de CreditCards.com señalaba que en 2017 alrededor de 12 millones de norteamericanos tenían una tarjeta secreta. Fuentes tan solventes como el centro Pew recuerdan que el porcentaje de personas casadas es menor en la actualidad que hace 50 años.

Sin embargo, el vínculo entre esta institución y el dinero se ha fortalecido: cuanto mejores son la formación y la posición económica de alguien, más probable es que pase por el altar.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.