Aleteia

Joven violada por «otra Manada» en Argentina: “Dios me dio otra oportunidad”

WOMAN
Shutterstock-Photo_DDD
Comparte

Belén Castillo se recupera de la agresión sexual sufrida en la provincia de Salta y envió un emotivo mensaje a través de las redes

Hace una semana Belén Castillo, una joven de 18 años de la localidad de Salta, Argentina, fue violada por un grupo de hombres (así fue denunciado ante la justicia), situación que se transformó en un verdadero calvario para esta chica que también fuera secuestrada, golpeada y abandonada.

Este dramático acontecimiento provocó que estuviera internada y en recuperación por varios días, hasta que en las últimas horas logró salir del hospital y romper el silencio, algo que hizo a través de Facebook y con un mensaje conmovedor.

“Agradecida a todos. Ya estoy en casa. Fuerte y recuperándome rapidísimo con la ayuda de todos ustedes que me dieron fuerzas y no me dejaron caer y hoy estoy viva y sigo de pie por mi familia y por toda la gente que jamás me abandonó. Por esa gente (que) sin conocerme me brindó su ayuda”, expresó.

“Gracias a todos, porque si no hubiese sido por sus oraciones y su apoyo su preocupación hoy yo no me hubiera recuperado rápido y estar hoy en mi casa en mi cama en mi mesa sentada compartiendo y sonriendo con mi familia”, prosiguió.

(…) Siempre vi en las noticias de las chicas que mataban que pasaron por lo q yo pasé, pero a comparación que ellas callaron y a mí me quisieron callar”, indicó.

“ESTOY MAS VIVA Y FUERTE!! Dios me dio otra oportunidad. Dios tiene un propósito conmigo. Me puso una prueba y la estoy pasando. ¡La verdad que estoy recuperándome de 10! Y esta sonrisa contagiosa que tengo nadie me la va a apagar. Hoy soy fuerte y estoy viva gracias a ustedes”, enfatizó.

El caso de Belén, en manos de la justicia luego de la denuncia de los hechos y a la espera de una resolución para con los responsables, generó estupor en la sociedad argentina. Los mensajes de apoyo, al igual que algunas manifestaciones para con Belén, no tardaron en llegar.

“¡Bendiciones! Dios estuvo con vos esto que te pasó es un propósito, poder hablarlo y contar tu situación… Que Dios te bendiga y gracias a él podés gritar al mundo, hablar y hacer lo que las demás chicas que callaron no pidieron hacer”, expresó, por ejemplo, Fiorella Yael como respuesta al post de Facebook.

Lo que pasó con Belén acontece en un momento de máxima sensibilidad a nivel internacional con respecto a los casos de abusos y violencia contra la mujer. Recientemente, en España cobró notoriedad sentencia que ha condenado a 9 años de cárcel a cinco hombres autodenominados «La Manada», que abusaron sexualmente de una joven la noche del 7 de julio de 2016 en las fiestas de San Fermín de Pamplona. Pese a la cifra de 9 años, la opinión pública se mostró contraria a la decisión del tribunal –considerada de «blanda»- en el entendido de que no hubo solo abusos sexuales, sino violación. 

De forma paralela, y aún más cerca, en los últimos días también cobró notoriedad el caso de otra joven argentina de 28 años ha acusado de violación múltiple a un grupo de hinchas de un equipo de fútbol chileno en la capital, Santiago de Chile. La situación, que ha generado que la chica radicada en Chile haya tenido que ser hospitalizada, también está siendo investigada, pero a nivel local también se la ha decidido mencionar como «la Manada chilena».

En tanto, en el caso de Belén, si bien aún se está lejos de una sentencia debido a que el proceso judicial recién comienza, este particular testimonio en el medio de tanto dolor se transforma en fortaleza y convicción de tener un propósito para seguir viviendo a pesar de tanta humillación.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.