Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“Bebés arco iris”: estas fotos llenas de ternura te alegrarán el día

RAINBOW BABY
Comparte

Anne-Marie Finn es una fotógrafa de Ohio, Estados Unidos. Desde hace varios años está especializada en la fotografía de nacimientos, concretamente en los “bebés arcoíris”.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

¿Sabes lo que es un “bebé arcoíris”?

Se trata de un niño que nace después de que la madre haya sufrido un embarazo complicado, un aborto natural o una muerte prematura de un hijo anterior.

Se llama así porque, al igual que un arcoíris tras la lluvia, viene para llenar de nuevos colores la vida familiar y aportar alegría tras un suceso difícil.

Anne-Marie, que sufre el síndrome del ovario poliquístico, conoce bien la agonía de una maternidad dolorosa. Tuvo su primer aborto natural en 2010, seguido de un segundo, y finalmente dio a luz a su primogénita: Kate. En breve llegará también la pequeña Amelia.

Cada fotografía es única

Esta fotógrafa decidió poner su talento al servicio de una causa tan importante para ella y se especializó en la fotografía de “bebés arcoíris”.

Habla con los padres, escucha sus historias y monta un decorado diferente para cada ocasión.

Todas las imágenes son únicas, porque cada bebé tiene su propia historia. La fotógrafa lo explica en la página web Love What Matters: “Tenía la impresión de que mi lucha no había sido en vano”.

Cuando habla con clientes que han sufrido una pérdida o que esperan un embarazo, ella puede aportarles tranquilidad porque es una situación que conoce bien. “Puedo entender perfectamente lo que esas fotografías significan para ellos. Dios es verdaderamente increíble”, explica.

Ella cree que Dios la ha bendecido. Este proyecto es un regalo del cielo, un regalo para celebrar la vida.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.