Aleteia

Los secretos de una experta en «home management» para lograr la serenidad en casa

CHORES
Photographee.eu - Shutterstock
Comparte

Sylvia Camuñas imparte cursos a mujeres que quieren mejorar su calidad de vida y tener una vida familiar armónica.

Sylvia Camuñas dedica su tiempo a mejorar la calidad de vida de muchas familias. «A dar serenidad», le gusta decir. Lo hace como «coach», formadora, principalmente de mujeres y parejas que quieren organizar mejor la vida en su hogar.

El método de esta española, madre de 6 hijos y periodista de formación, va mucho más allá del orden de Marie Kondo o de una pizarra con post-its. Es un todo apoyado sobre contenidos sólidos acerca de quién eres tú y qué familia aspiras a tener. Su método forma parte de la actividad que desarrolla la Fundación FASE en favor de la familia.

FAMILY MOVIE NIGHT
Monkey Business Images - Shutterstock

 Tu familia es única

«Lo que tratamos de hacer es reafirmar a la gente en que su familia es única«, explica Camuñas. «Hay demasiado patrón y demasiada fórmula prefabricada, cuando en realidad lo importante es que tú conozcas a fondo las necesidades de tu casa, que seguramente serán distintas a las del resto».

Sylvia Camuñas imparte un curso de «Home management», gestión de la casa, que va convirtiéndose en un «must». Consta de 8 módulos o sesiones.

Cada sesión dura dos horas y se imparten cada dos o tres semanas. Deja un tiempo entre un módulo y el siguiente para que «los participantes en el curso puedan aplicar lo que se ha estudiado«.

ZABAWA RODZINY W DOMU
Hero Images/Getty Images

El valor de las personas

«El primer módulo es clave», dice la experta. «Así fundamentamos el sentido de lo que luego se concreta. Es importante recordar antropología: el valor de la persona, de la vida, del servicio a los demás, de la familia…».

Acerca de este apartado, Camuñas subraya un aspecto: «En muchas mujeres detectamos ansiedad debido al perfeccionismo y a una falta de gestión. Lo importante es ponerse manos a la obra y adecuar los tiempos a las verdaderas necesidades del hogar, que para cada una son distintas».

Con respecto a las que hoy son madres, esta experta encuentra gran diferencia en las jóvenes que van a casarse y que son nacidas en los años 90′: «No tienen obsesión por la carrera profesional y son más conscientes de la dificultad de conciliar trabajo y familia. No están dispuestas a cargar con todo el peso».

Clean Room House
By Yuganov Konstantin | Shutterstock

No es una tarea al 50 por ciento

En esta forma de ver las cosas, Camuñas ve un peligro: «Veo a algunas jóvenes empeñadas en decirle al hombre que van a llevar la casa al 50 por ciento».

«Esa actitud del 50 por ciento -prosigue- daña al matrimonio. Porque no se trata de eso, de decirle ‘hoy friegas el suelo tú porque ayer fregué yo’. Es una labor de equipo, en la que todos participan, sin rigideces y en la medida de sus capacidades. Si se plantea así se puede ser muy feliz».

A partir de una reflexión sobre uno mismo y sobre lo que quiere, se lanza a cada alumno el reto de completar dos ejercicios: un calendario semanal de tareas y un gráfico en el que señala qué hace realmente cada día: cuánto ha dedicado al trabajo, a la familia o a sí mismo. Esto se completa con un cuestionario sobre el estrés.

BABYSITTER
Shutterstock

Gestión del tiempo

A esto se dedica el segundo módulo del curso. Sylvia Camuñas dice que hay tres tipos de tiempo, según su aprovechamiento: «el concreto, el menos concreto y el que se te va».

«Aplicamos varias leyes de la economía para conocernos mejor y para aprender de la experiencia común», comenta. «De la ley de Murphy aprendemos a contar con los imprevistos, de la ley de Pareto que del 20 por ciento de nuestro tiempo sacamos el 80 por ciento de nuestro beneficio y que hay que saber delegar…». También recordamos que a partir de cierto momento ya no rindes».

 

© bikeriderlondon/SHUTTERSTOCK

Cocina, limpieza, orden…

Los módulos restantes se destinan al orden, la cocina, la limpieza, el cuidado de la ropa, la contabilidad familiar y un apartado bajo el lema «Todo el mundo participa». De este modo se revalorizan las tareas de la casa.

En el orden se aprende «desde cómo ordenar tus mails hasta los documentos». Sobre cocina, a elaborar menús semanales, hacer la lista de la compra, sacar partido a los congelados… En limpieza, desde el conocimiento de cada producto hasta el modo de limpiar cada rincón de la casa.

FAMILY
Monkey business images - Shutterstock

Una vida familiar armónica

«Home management» no es para convertirse en la mujer perfecta o la pareja ideal sino que «pretende mejorar su calidad de vida y que haya una vida familiar armónica», explica Sylvia Camuñas. «Es así como se logra la serenidad: se trata de gestionar tu casa como una empresa, pero con corazón».

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.