Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

El Papa consuela a un niño en lágrimas: ‘¿Mi papá, ateo, está en el cielo?’

WIZYTA PAPIEŻA W RZYMSKIEJ PARAFII
AP/EAST NEWS
Comparte
Comenta

El pontífice visitó una parroquia en una periferia romana y allí respondió a las difíciles preguntas sobre la vida y la fe de un grupo de infantes.

Emanuele, un niño de 10 años, conmovió a todo un país cuando se le cortó la voz y comenzó a llorar delante del papa Francisco. El hecho ocurrió durante una visita que realizó el pontífice el domingo 15 de abril de 2018 a la parroquia de San Pablo de la Cruz, ubicada en la periferia romana. 

Al ver el sentimiento del niño, el papa Francisco dulcemente le insistió para que le hiciera su pregunta al oído. Las imágenes (ver vídeo) muestran a Jorge Mario Bergoglio vestido de blanco con la semblanza de un abuelo que abraza y consuela. 

Sucesivamente, exhortó al niño para que le diera un permiso especial y pudiera revelar a los presentes lo que le dijo al oído y compartir ese testimonio íntimo.

¿Mi papá, ateo, está en el cielo? 

El papa explicó que Emanuele lloraba porque su padre había muerto recientemente y que, a pesar de que era un ateo, lo llevó a bautizar junto a sus otros cuatro hijos. El infante le preguntó a Francisco si su papá estaba en el cielo. 

“Qué bonito que un hijo diga que su papá era bueno. Un bonito testimonio de aquel hombre, para que sus hijos puedan decir de él que era un hombre bueno. Si ese hombre ha sido capaz de tener hijos así, es verdad que era un gran hombre”, expresó el Papa. 

Varios de los presentes simulaban su nudo en la garganta. El Pontífice destacó la misericordia de Dios, “que tiene un corazón de papá”, ante ese hombre que “no tenía el don de la fe, no era creyente” pero hizo “bautizar a sus hijos” y, mirando a Emanuele le dijo: “¡Quien dice quién va al cielo es Dios!”.

“¿Pero, cómo será el corazón de Dios, delante a un padre así?” […] “¿Dios abandona a sus hijos cuando son buenos?”, preguntó el Papa a los presentes. “¡No!”, se alzaron las voces. 

“Bueno, Emanuele, esta es la respuesta. Dios seguramente estaba orgulloso de tu papá, porque es más fácil que, siendo creyente, se bautice a los hijos que, siendo no creyente, bautizarlos. Y seguramente esto a Dios le ha gustado mucho“, expresó.

Por último, invitó a Emanuel a rezar a Dios y recordar a su papá: “Habla con tu papá, reza a tu papá. Gracias, Emanuele, por tu valentía”. 

WIZYTA PAPIEŻA W RZYMSKIEJ PARAFII
AP/EAST NEWS

Te puede interesar: El Papa: ¿Por qué bautizar a los niños y no esperar a que sean adultos y elijan?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.