¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Cuando la moda se pone al servicio de los enfermos

Anne-Cécile Ratsimbason I Facebook
Comparte

Conoce a Anne-Cécile Ratsimbason, estilista médica, creadora de una línea de ropa estilosa y cómoda para personas con prótesis

Ganadora del primer premio de Talents des Cités en 2015, Anne-Cécile Ratsimbason, 33 años, ciudadana de Niza de origen malgacho, es estilista médica. Ella concibe, diseña y confecciona ropa a medida para niños y adultos que sufren patologías que necesitan prótesis médicas o dispositivos médicos de apoyo.

Ella misma padeció una escoliosis a los 19 años que la obligó a llevar un corsé ortopédico durante diez años, así que Anne-Cécile Ratsimbason sabe lo difícil que es vestirse cuando se necesita equipamiento médico de este estilo que, a veces, obliga renunciar al estilismo.

Ella escucha a los adolescentes que se niegan a cuidarse porque llevar un corsé “¡es vergonzoso!”. Para animarles en su recuperación, Ratsimbason se lanzó en 2015 -por petición de su médico, que sabía que era estudiante de estilismo- a la creación de ropa a medida, adaptada a los corsés y, después, a todos los complementos médicos utilizados en más de quince patologías.

“Inventar un puente entre el universo médico y la moda”

Este es el objetivo que se ha marcado la joven estilista para facilitar la vida diaria de los enfermos, a la vez que les ofrece prendas estéticas, totalmente a medida.

Ajusta tallas, adapta sisas, crea ropa ligera para que los veranos sean menos sofocantes… “Comprendí que una prenda hecha a medida podía cambiarlo todo. Ayuda a la gente a vivir mejor con su enfermedad”. 

“Inventar un puente entre el universo médico y la moda” también significa incluir al cliente-paciente en la confección de la prenda: Anne-Cécile escucha a la persona, su vida cotidiana, sus dificultades, se proyecta en la patología, para concebir las formas y los materiales mejor adaptados a la enfermedad.

Crea ropa interior femenina adaptada a las prótesis mamarias, cinturones elásticos para diabéticos con bomba de insulina, ropa fácil de poner para personas en silla de ruedas…

En un breve documental, France 3 Languedoc-Roussillon presenta a una niña, Agathe, que padece una enfermedad intestinal para la que debe llevar una bolsa unida a su cuerpo todos los días. Su madre, aliviada de haber encontrado ropa adaptada con Anne-Cécile, confiesa: “La bolsa, en lugar de ir colgando, siempre se mantiene sujeta. Ahora Agathe puede correr, dar volteretas, ¡no para quieta!”.

A Anne-Cécile Ratsimbason le gusta recordar que su “laboratorio” solo ofrece productos hechos a medida y, por lo tanto, es accesible para todas las patologías. A través de la escucha y del ingenio, ella busca y encuentra soluciones para hacer la vida más hermosa y fácil para todos.

Actualmente ha desarrollado una clientela por toda Francia y Alemania, a través de redes de hospitales y de asociaciones, congresos médicos, Facebook y el boca a boca. A título indicativo, el precio de una prenda es de aproximadamente 140 euros e incluye el diseño del patrón (70 euros) y la prenda (70 euros).

AC Rajsimbason – Conjunto de ropa y accesorios en color
AC Rajsimbason – Camiseta infantil de tirantas blanca con bolsa de colostomía
AC Rajsimbason – Cinturón rosa para pacientes con bomba para HAP (hipertensión arterial pulmonar)

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo