¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Argentina clamó con inédita fuerza que #ValeTodaVida

PROLIFE
Marko Vombergar-ALETEIA
Comparte

En Buenos Aires el acto desplazó a decenas de miles, absolutamente ignorados por medios de comunicación

Fue un Domingo de Ramos distinto, prueba ineludible de que no siempre se necesita a los grandes medios de comunicación para poner de pie a un país. Pese a una increíble indiferencia de los medios de comunicación nacionales, cientos de miles de argentinos se expresaron el domingo 25 de marzo, Domingo de Ramos pero también Día del Niño por Nacer, a favor del derecho a la vida de éstos últimos. Expresaron así su rechazo a distintos proyectos que tratan la legalización del aborto en el parlamento tras la “vía libre” para el debate promovida por el gobierno argentino.

Cuando se expresa cientos de miles, la cifra no es exagerada, y hasta probablemente es corta. Porque a instancias de las comisiones episcopales de Comunicación Social y de Familia y Laicos parroquias y centros de todo el país incluyeron durante la bendición de Ramos un inédito gesto: un papel con la consigna “Vale Toda Vida”.

Más de 70 obispos se expresaron con ese hashtag los días antes para motivar e invitar a las comunidades, que fueron compartiendo cómo preparaban los carteles en las mismas redes. Y acompañando con valientes mensajes como el del obispado de Azul, que ofreció hacerse cargo de los niños cuyas madres no quieran seguir con el embarazo.

En las Misas de Domingo de Ramos en desde la gruta de la Virgen del Valle en Catamarca, hasta San Nicolás de los Arroyos en Buenos Aires, pasando por Perico en Jujuy, Neuquén, Ushuaia, San Rafael, Malargüe, Mar del Plata, Posadas, Corrientes, las villas de Buenos Aires, las parroquias del conurbano bonaerense, San Juan, y un sinfín de localidades de al menos 50 diócesis, se plegaron a un gesto que se hizo oración por los niños por nacer. Comunidades de clausura, centros de personas con discapacidad, colegios y otras entidades hicieron saber en redes que también se plegaron al gesto, así como también el Arzobispo de Montevideo el cardenal Daniel Sturla.

En decenas de ciudades se dieron además distintas expresiones públicas para defender la vida, organizadas por múltiples organizaciones, a las que se han ido plegando comunidades y diócesis. Las más imponentes tuvieron lugar en Buenos Aires, Córdoba y Rosario, aunque miles se expresaron además en Paraná, Catamarca, Posadas, Río Gallegos, entre otras.

En Buenos Aires el acto desplazó a decenas de miles, absolutamente ignorados por medios de comunicación que hasta priorizaron coberturas asociadas a la marcha en contra de las armas en Estados Unidos. Ridículamente, algunos medios dieron cuenta de supuestas cifras informadas por la ciudad y por el gobierno nacional que hablaban de 4 mil asistentes.

Si esos números realmente fueron informados por los gobiernos, la intención de restar importancia a la marcha queda en evidencia, porque en las imágenes aéreas el mar de personas lo supera ampliamente. En Buenos Aires, fueron decenas de miles. Desde San Miguel, por ejemplo, se informaba que se habían desplazado al menos diez mil personas, y este periodista puede dar cuenta de los micros y autos movilizados desde esa localidad.

Es que familias y comunidades de distintas partes de la provincia se unieron a los que en la capital caminaron desde la Plaza Italia hasta la Facultad de Derecho, donde en un emotivo acto se dio voz a unos protagonistas de este debate que suelen ser ignorados: los médicos. Decenas de médicos identificados con su guardapolvo blanco pudieron renovar su juramento hipocrático en público, y se ganaron una ovación. Son ellos los que en los proyectos de ley deben ejecutar abortos, que su conciencia no les permite llevar adelante. Y el proyecto que más opciones tiene de avanzar en el Parlamento excluye la objeción de conciencia.

Fueron familias, abuelos, niños, embarazadas, universitarios, jóvenes y adultos con distintos tipos de discapacidades, todos con ningún tipo de identificación política que pidieron el derecho a expresarse. Fueron cientos de miles que se volcaron a las calles y a las redes con distintos hashtags y consignas para dar voz a los que aún no tienen voz, a los niños por nacer. Una gran parte de Argentina dijo con claridad que Vale Toda Vida, que se han de Cuidar las 2 Vidas, que le dice Sí a la Vida.

Mira imágenes de la Marcha, aquí:

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo