¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Montserrat, grafittis del siglo XII

SEAN SCULLY
Comparte

El artista Sean Scully recupera un espacio y lo internacionaliza

Uno de los más exitosos artistas contemporáneos, Sean Scully (Dublín 1945), ha unido su pintura abstracta a la regia belleza del arte románico en la restauración de la iglesia de santa Cecilia en Montserrat. Allí se ha instalado un Instituto de Arte y Espiritualidad Scully, un espacio restaurado en el que se ha recuperado el románico con sus pinturas murales consideradas “grafittis” medievales unido a las obras abstracta más contemporáneas.

A propósito de este nuevo enclave que une arte y espiritualidad, el director del Museo de Montserrat, el padre Laplana, ha dicho que “el arte es una actividad del hombre libre que con su fantasía creativa quiere expresar sus anhelos más profundos de plenitud”.

SEAN SCULLY
santaceciliamontserrat.com

La obra de Scully, artista irlandés de formación católica y actual ciudadano estadounidense, aborda temas como emoción, fragilidad, misterio, pasión, dolor, musicalidad… Scully ha dicho que no quiere promover ninguna “marca religiosa”, pero que le preocupa enormemente “la dimensión transcendente del ser humano” y ha realizado su obra con la “vocación universal de todos los que buscan respuestas a las grandes preguntas de la humanidad”.

Desde el año 945, cuando se instituyó el monasterio de Montserrat, hasta hoy, Santa Cecilia de Montserrat ha sido un lugar de oración y de acogida. No estamos hablando del conocido monasterio, sino de una construcción todavía más arriba de la célebre montaña catalana donde los monjes benedictinos se instalaron en el siglo X.

Santa Cecilia fue el primer cenobio de la montaña de Montserrat y en siglo XII pasó a ser una dependencia del Monasterio de Santa María.

El abad de Montserrat, Josep M. Soler, desea que “el corazón humano, siempre inquieto y sediento, encuentre en Santa Cecilia el ambiente para la búsqueda de la verdad, la bondad, y la belleza”.

La belleza del románico de la iglesia, ligada a la pintura abstracta de Sean Scully, transmiten un mensaje sobrio y de equilibrio uniendo espiritualidad románica y vanguardia de alto nivel.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo