Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Dolor en Brasil: Matan a una denunciante de la “guerra” desatada en Río

MURDER
Mauro Pimentel - AFP
Comparte
Comenta

Piden investigar el asesinato de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco

¿Cuántos más tienen que morir para que esta guerra acabe? Esta fue una de las últimas preguntas que Marielle Franco, concejal en Río de Janeiro (Brasil) por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) lanzó en las redes sociales el día 13 de marzo al hacer referencia a la muerte de un joven que estaba saliendo de una iglesia.

 

 

Lo que quizás nunca se imaginó esta mujer es que ella misma también se convertiría en víctima. En las últimas horas se confirmó que esta joven activista, que salía de participar de un encuentro en defensa de los derechos de las mujeres negras, fue asesinada de cuatro balazos mientras viajaba en un vehículo. Junto a ella murió también el chofer y resultó herida una de sus asesoras.

Inmediatamente su muerte generó conmoción a nivel nacional y desde organizaciones como Amnistía Internacional se reclamó una “investigación pronta y rigurosa” sobre el crimen, indica a través de un comunicado.

“Las autoridades brasileñas deben proteger a los testigos y sobrevivientes, identificar el motivo del asesinato, y garantizar una investigación pronta, exhaustiva e imparcial sobre este escalofriante asesinato para llevar a los culpables ante la justicia”, señala.

Marielle, una mujer de 38 años residente de una de las favelas de Río de Janeiro, desde hace tiempo se ha posicionado como una ferviente denunciante de la violencia desatada en las favelas a manos de la policía (debido al incremento del narcotráfico y el crimen organizado) y la intervención militar decretada por el presidente Michel Temer debido a la escalada de muertes y asesinatos.

Desde hace poco esta mujer, integrante de la Cámara Municipal de Río desde el año 2016, había asumido como relatora de la Comisión de la Cámara de Concejales con el fin de observar la actuación militar de las Fuerzas Armadas durante la intervención.

Desde su entorno, y hasta desde el partido político que integra, se indicó que Marielle no había comunicado ningún tipo de amenazas en su contra.

Con esto la indignación vuelve a hacerse presente en Brasil y ya se anunciaron movilizaciones para clamar justicia tras el asesinato una mujer que también se convirtió en víctima del odio y la violencia que de momento parece no tener fin en Río de Janeiro.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.