¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Papa Francisco: El amor de Dios es más grande de lo que podamos imaginar

POPE FRANCIS GENERAL AUDIENCE
Antoine Mekary | ALETEIA | I.MEDIA
Comparte

Celebración penitencial en el Vaticano. Comienza 24 horas con el Señor

Papa Francisco presidió esta tarde la celebración penitencial que dio comienzo a las 24 horas por el Señor. En su homilía el Pontífice recordó que “es tal el amor que Dios nos tiene que nos hizo sus hijos”.

“Cuando podamos verlo cara a cara descubriremos la grandeza de su amor”, afirmó Francisco recordando que “El amor de Dios es siempre más grande que lo que podamos imaginar”.

Según explicó el obispo de Roma, el amor de Dios es “un amor que no conoce límites ni fronteras”. No tiene obstáculos, “esos obstáculos que nosotros solemos poner a una persona por temor a que nos quite la libertad”.

En su homilía, reflexionó sobre el pecado que “tiene como consecuencia el alejarse de Dios”, pero, explicó el Papa, “esto no significa que se aleje de nosotros”.

“En caso de que nos condene nuestro corazón, Dios es mayor que nuestro corazón. Nunca seremos privados de su amor a pesar de cualquier pecado que hayamos cometido”, afirmó el Pontífice.

Y recordó cómo Pedro quería morir por Jesús y sin embargo lo que ocurrió fue al contrario: “Pedro quería enseñar a su maestro, en cambio es Jesús quien va a morir por Pedro. Pedro no lo había querido entender”.

Finalmente explicó papa Francisco: “Pedro se encuentra con la caridad del Señor y se da cuenta de que se había negado a dejarse amar, a salvarse por Jesús. Qué difícil es dejarse amar verdaderamente. Dios es el primero y nos salva completamente con amor”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.