Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Conoces la conexión entre santa Teresa de Ávila, Nuestra Señora, y Nicaragua?

ST. THERESA OF AVILA,NICARAGUA,OUR LADY
PD
Comparte

Menuda historia la de Nuestra Señora de la Concepción de El Viejo

Nuestra Señora de la Concepción de El Viejo es la patrona de Nicaragua. En este caso, El Viejo es una ciudad, nombrada en honor de uno de los hermanos de santa Teresa de Ávila, que vivió allí en su vejez. Múltiples relatos sugieren que se trataba de su hermano Rodrigo.

Rodrigo fue el hermano de santa Teresa que compartió una de sus primeras aventuras espirituales. Con 7 años, la pequeña creía que lo más rápido para llegar al paraíso era ir a tierra de moros y ser martirizada por la fe. Así, convenció a Rodrigo, cuatro años mayor, para embarcarse con ella en este viaje. Para fortuna de la familia y de toda la Iglesia, un tío suyo encontró a los hermanos y los trajo de vuelta a sus padres.

Décadas más tarde, Rodrigo, ya anciano, viajó a América central. Tenía intención de ir a Perú, pero una tormenta obligó al navío a tomar tierra y Rodrigo llegó a Chamulpa, Nicaragua, donde se quedó.

Rodrigo llevaba consigo cuando zarpó hacia las Américas una estatua de la Santa Madre, que se cree había pertenecido a santa Teresa. El pueblo local no tardó en desarrollar una devoción hacia la imagen y quedaron decepcionados cuando Rodrigo, una vez más, decidió partir hacia Perú, llevando la estatua con él. No obstante, otra vez, el mal tiempo impidió viajar al navío y Rodrigo, con la estatua, terminó de vuelta en Nicaragua.

El hecho convenció aún más al pueblo de Nicaragua de que Nuestra Señora les había escogido y quería permanecer entre ellos. Se cree que Chamulpa cambiaría su nombre más tarde a El Viejo en honor a Rodrigo.

La imagen había llegado a Nicaragua por primera vez en el siglo XVI. El pueblo la coronó solemnemente en 1747 y el papa Juan Pablo II aprobó su coronación papal en 1989 y concedió al santuario el estatus de Basílica Menor en 1995. La Conferencia Episcopal de Nicaragua la nombró su patrona en 2001.

Los documentos que testimonian la conexión entre la estatua, santa Teresa de Ávila y su hermano datan de principios del siglo XVII. Aunque los diferentes relatos comparten la misma línea básica de la historia, difieren en algunos puntos, como en si Rodrigo consiguió llegar a Perú o si terminó quedándose junto a la imagen en Nicaragua hasta su muerte. Al menos una versión de la historia ofrece la misma secuencia de eventos, pero asegura que fue Lorenzo de Cepeda y Ahumada, otro hermano de santa Teresa, quien desembarcó en Nicaragua con la imagen.

Aunque no sepamos con seguridad a cuál de los hermanos regaló santa Teresa la estatua, la conexión entre la imagen y la familia de santa Teresa está bien establecida.

PD

Cuando la imagen encontró su hogar en Chamulpa, los frailes de la misión franciscana local atrajeron a las personas para visitar la imagen y ofrecerle dulces y frutas. Pronto, la experiencia de la presencia de Nuestra Señora y los favores obtenidos por su intercesión superaron con creces cualquier incentivo que pudiera suministrar la misión. Reminiscencia de los antiguos días, siguen ofreciéndose dulces locales a los niños cada 8 de diciembre, en honor de la Inmaculada Concepción de El Viejo.

¡Inmaculada Concepción de El Viejo, reza por nosotros!

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.