Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 27 octubre |
San Evaristo, papa
Aleteia logo
home iconDesde Roma
line break icon

Conoce al religioso farmacéutico que dirige la farmacia del Vaticano

VATICAN PHARMACY,FARMACIA VATICAN

Michael Kelly | Twitter

Arthur Herlin - publicado el 28/02/18

Entregado al cuidado de los enfermos y los pobres, el farmacéutico explica cómo su fe es fundamental para su trabajo.

La atención sanitaria en sus distintos ámbitos -hospitales, residencias, farmacias,…- merece hoy toda la admiración.  I.MEDIA se reunió con el hermano Binish Mulackal, el joven director de la Farmacia vaticana, para conversar sobre su trabajo y sobre esta institución crucial.

Con su bolígrafo dentro de un bolsillo, con su impoluta bata blanca y sus alegres modales, nada haría pensar que el director de la Farmacia vaticana es miembro de una orden religiosa… Sin embargo, “pertenezco a una orden con mucho trabajo”, explica, cuya misión no es “rezar solamente”.

Como sus siete predecesores que dirigieron la Farmacia vaticana, el hermano Mulackal es miembro de la Orden Hospitalaria de los Hermanos de San Juan de Dios desde 1998.

Fundada en Granada, España, en 1539 por san Juan de Dios, la congregación está consagrada al cuidado de los enfermos y los pobres.

Hoy, recibe, trata y acompaña a más de un millón de personas enfermas y empobrecidas en 454 establecimientos en 53 países. Llevan realizando su misión en el Vaticano desde 1874.

La orden se compone actualmente de 1.100 miembros. “Yo soy uno de ellos, sigo sencillamente la misión confiada a nuestra congregación”, explica con modestia este farmacéutico indio.

“Siempre me imaginé trabajando en uno de los muchos hospitales de la orden, pero nunca habría creído que un día estaría dirigiendo la Farmacia vaticana”.

“Entré en la orden en 1998 en Kerala, provincia de India”, explica. “Después de mis estudios en 2007, fui enviado a Roma con solo 26 años; ni siquiera había profesado mis solemnes votos y no hablaba italiano”, recuerda.

Se apuntó a clases intensivas de italiano, en 2011 fue nombrado vicedirector y, en 2016, el hermano Mulackal se convirtió en director.

Una tarea que parece cumplir con eficacia y profesionalidad, según atestiguan los impresionantes trabajos en curso: aumentar las instalaciones, modernizar el laboratorio, reorganizar la perfumería, confeccionar nuevos productos: tintes, integradores naturales de cúrcuma, jengibre, etc.

2.500 clientes al día

El joven director incluso planea automatizar el transporte de productos desde el almacén al mostrador. Al ahorrar movimiento a los farmacéuticos, confía en que puedan dedicar más tiempo al cliente.

Igualmente piensa que esto podría evitar mejor los errores humanos, inevitables con tantísimos visitantes en una farmacia que, con 2.500 clientes al día, es una de las más concurridas del mundo.

Mientras tanto, a pesar de sus obligaciones, el hermano Mulackal todavía consigue conservar una vida espiritual. Para él, su fe es ante todo una relación “intensamente personal con Dios”, según explica.

No lleva ningún símbolo distintivo o prenda religiosa. Sin embargo, “todo mi trabajo, toda mi actitud, surge de mi fe”.

Ante tantos desafíos que ha de afrontar como director de la Farmacia vaticana, “la fe, sustentada por la esperanza y el amor, me resulta una ayuda inestimable”, mantiene.

Más aún, es “indispensable” para él para ser capaz de vivir a la altura de sus responsabilidades.

Una fe especialmente marcada por el cuarto voto particular de los Hermanos: servir a los enfermos. Esta distinción es la que distingue a la Farmacia vaticana de las seculares.

Lo que nos diferencia es que nunca dejamos de colaborar con las numerosas instituciones dentro de la Iglesia” para beneficio de los más frágiles. “Sobre todo con la capellanía, a quien dispensamos numerosos medicamentos”.

El hermano Binish Mulackal, que conserva la confianza en Dios, además de una actitud mental “positiva”, siente que es un humilde “instrumento de Dios” que actúa en nombre de los enfermos.


PHARMACY MUSEUM

Te puede interesar:
El curioso museo de cuando los botes de farmacia llevaban «santos»

Tags:
enfermedadsaludvaticano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
2
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
3
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lectores en la misa
4
ABUSE
Pablo Cesio
La niña de 11 años embarazada tras ser violada que reabre el deba...
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Hardship of Life
Dolors Massot
Premio Siena Award a la fotografía de un refugiado sirio con su h...
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.