Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

5 cosas sobre Rebeca, la esposa de Isaac, que no conocías

REBECCA
Comparte

Cocinaba mejor que su hijo Jacob.

La próxima mujer que aparece en la Biblia después de Sarah es Rebeca, la esposa de Isaac, hijo de Abraham. Existen varias historias muy interesantes sobre Rebeca en el libro de Génesis, una de las más importantes la que cuenta la influencia que tenía sobre su hijo Jacob y las consecuencias de su decisión de engañar a Isaac.

Aquí podéis leer cinco hechos sobre Rebeca que os ayudarán a entender mejor su papel en la historia de la Salvación.

1. Su nombre significa “cautivar”

El nombre de Rebeca refleja su habilidad para captar la atención del siervo de Abraham, quien, al ver su belleza, quiso saber quién era y llevarla ante Isaac. Según Bible Gateway, su nombre “significa ‘cuerda para atar animales’ o ‘nudo corredizo’ en una cuerda de este tipo (…). Aplicado a una mujer, la figura sugiere la belleza por la cual los hombres se ven atrapados o atados. Por tanto, otro significado de Rebekah es el de ‘que cautiva’. Si, de hecho, Rebekah significa ‘cuerda con lazo’, el nudo estaba firmemente cerrado alrededor del cuello de Isaac”.

2. La unión bíblica de Isaac y Rebeca se imita en los ritos matrimoniales judíos modernos

En la narración del Génesis, Rebeca se cubre con un velo antes de unirse a Isaac. La ceremonia tradicional del Badeken imita este hecho cuando el novio cubre con un velo a la novia antes del inicio de la ceremonia de bodas.

3. El embarazo de Rebeca dolió tanto que rezó por su propia muerte

Rebeca concibió a dos gemelos, Jacob y Esaú, y constantemente sintió a los dos luchando entre sí. Causaba tanto dolor a su cuerpo que llegó a desear un alivio drástico:

Como los niños se chocaban el uno contra el otro dentro de su seno, ella exclamó: “Si las cosas tienen que ser así, ¿vale la pena seguir viviendo?”. Entonces fue a consultar al Señor, y él le respondió: “En tu seno hay dos naciones, dos pueblos se separan desde tus entrañas: uno será más fuerte que el otro, y el mayor servirá al menor” (Génesis 25,22-23)

4. Rebeca ayudó a Jacob a engañar a Isaac con buena comida

Cuando Isaac estaba en su lecho de muerte, estaba listo para dar su bendición paternal. Rebeca, al darse cuenta de que Esaú estaba destinado a recibirla por ser el primogénito, conspiró con Jacob para engañar a Isaac y ambos lo lograron. Esto supuso que la bendición de Dios iría a Jacob, que más tarde sería llamado Israel y recordado siempre por su pueblo. El plan culminó con un delicioso guiso que Rebeca preparó confiando en poder engañar a su agonizante marido.

5. Rebeca salvó la vida de su hijo Jacob engañando, de nuevo, a Isaac

Decidida a salirse con la suya, convenció a Isaac para que mandara a Jacob con su tío, Labán y, al hacerlo, salvó su vida. La ira de Esaú se apaciguó, pero se cree que sus descendientes representaron algunos de los enemigos más fieros de Israel.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.