Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Si no encuentras salida, haz esta oración

Kirstin McKee | Stocksy United
Comparte
Comenta

Reza con toda la sinceridad de tu corazón

Dios de bondad, alabado sea tu Santo Nombre.

Eres el Dios de lo imposible. Cuando todo parece estar perdido y sin solución, la esperanza renace y el milagro sucede.

Cuando pienso que no me queda nada, que no tiene solución y que no soy merecedor de atención, Tú me miras y me garantizas que soy amado, digno de salvación, me garantizas que viniste a este mundo para mostrarme que soy amado por el Padre eterno, que quiere hacerme hijo suyo y que el cielo es para mí.

Gracias, Dios mío. Sólo me queda agradecer, diciendo cada día: “El Señor me miró y me salvó”.

Hoy puedo decir: soy Hijo de Dios, por la gracia divina, por su misericordia, por su amor. Soy eterno y eterna será mi felicidad: “He aquí lo que el Señor ha hecho por mí”.

 

Por Nos passos de Maria

Newsletter
Recibe Aleteia cada día