¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Colombia: Iglesia anuncia mega colecta ante crisis humanitaria de Venezuela

COLOMBIA
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Los obispos se movilizan para dar respuesta a cientos de miles de venezolanos. El acuerdo del Episcopado advierte que se trata de una crisis humanitaria “muy grave y compleja”. Santos anunció la suspensión de trámites de TMF.

Según cifras oficiales, son casi 700.000 los venezolanos que están en Colombia actualmente, producto de un éxodo masivo ocurrido en las últimas semanas, quienes viven “en situación de mucha precariedad”. Lo señala el director del Secretariado Nacional de Pastoral Social, Héctor Fabio Henao, quien brindó detalles de la descomunal movilización de la Iglesia Católica para brindar ayuda.

Henao es uno de los prelados que estará al frente de la campaña para obtener ayuda durante la Cuaresma a beneficio de los venezolanos. La medida es resultado de un acuerdo establecido por la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC), que “ha venido siguiendo con mucha preocupación la situación de miles y miles que han cruzado buscando protección”, según dijo en el programa de entrevistas “Pregunta Yamid”.

Detalló que muchos “vienen temporalmente a buscar comida y medicamentos o a cubrir sus citas médicas, pero hay también un porcentaje que se queda y vienen con necesidades enormes”. Por eso, “¡queremos movilizar la solidaridad de los colombianos!”.

La campaña integral consiste en una especial invitación a hacer donaciones y se realizará en todas las parroquias del país, adonde se han ido distribuyendo alcancías con el rostro del Papa Francisco, e incluye una frase del Pontífice.

“Los excluidos y los marginados son nuestros hermanos. Cada parroquia va a hacer esta colecta durante los 40 días de la Cuaresma hasta Semana Santa. Es una campaña anual; pero en este caso tiene como énfasis salir al encuentro de los hermanos que sufren viniendo desde Venezuela, quienes piden nuestra ayuda en casos muy concretos”.

Una invitación del Papa desde 2013

El obispo recordó que cuando el Papa estuvo en Lampedusa, la pequeña isla del sur de Sicilia célebre por el desembarco continuo de inmigrantes, hizo un llamado concreto de atención hacia los migrantes, en el sentido de que “no se les rechazara, de que se crearan mecanismos de inclusión en las sociedades”. Dijo igualmente que en Europa hay casos específicos con los migrantes que llegan desde Medio Oriente.

Sostuvo en este aspecto que “el llamado es a un reconocimiento de que hay una situación humanitaria muy grave. Y hay que identificar eso: que hay una situación humanitaria muy compleja que requiere de la solidaridad de todo el pueblo colombiano”.

“Como Iglesia –agregó- hacemos un llamado a que reconozcamos que de por medio hay vidas humanas y personas en situación de mucho sufrimiento”.

Los números serían particularmente más altos de los que reportan las autoridades colombianas, si se considera que la diáspora implica más de 4 millones y medio de venezolanos que estarían fuera de su nación en los últimos años. Y Colombia es el principal lugar de tránsito.

Aclara Henao que la cifra cercana a 700 mil “resulta de los puestos fronterizos oficiales”, los cuales registran a la “población que entra y no sale”; pero reveló que “hay más de 280 puestos de cruces de la frontera que no son oficiales”, por donde “entran legalmente pero lo hacen ‘de manera muy silenciosa”.

No obstante, el incremento es evidente. En junio de 2017 eran 300 mil, según cifras oficiales. Ahora registran más de 650 mil.

Cada caso es distinto

La situación es particularmente compleja, porque existe también un grupo grande de “colombianos retornados”. Se trata de víctimas de desplazamiento o amenazas: colombianos que estaban en Venezuela y ahora están regresando a su país de origen. La cifra es significativa.

Según los estimados del obispo, “entran al país unas 2.500 personas ‘retornadas’ a diario”. Y “hay mucho sub-registro” al respecto, lo que impide contar con estadísticas más precisas acerca de la realidad que se sufre a ambos lados de la frontera.

Hay otro grupo que corresponde al desplazamiento forzado, la mayoría de ellos con doble nacionalidad. También figuran los venezolanos solicitantes de asilo, que piden estadía argumentando serias amenazas contra su vida. Pero no todos van hacia Colombia, sino con la mirada puesta en Brasil, uno de los mayores receptores; o Estados Unidos.

Está un último sector, el más vulnerable, integrado por quienes buscan protección “porque no tienen acceso a servicios básicos. Aunque no sean técnicamente solicitantes de refugio, los protege la Declaración de Cartagena”.

 

COLOMBIA
Diocesis de Cucuta - Facebook

Declaración de Cartagena obliga a brindar protección

 Precisamente en diciembre de 2014, un año de encendidas protestas en Venezuela, los gobiernos de América Latina y el Caribe se reunieron en Brasil en ocasión del 30º aniversario de la Declaración de Cartagena sobre Refugiados de 1984, el más prominente instrumento regional sobre refugiados y el cual amplió la definición de refugiado para América Latina y propuso nuevos enfoques para las necesidades humanitarias de los desplazados.

Tras la clausura de la Reunión Ministerial, 28 países y tres territorios de América Latina y el Caribe –incluida Colombia- adoptaron “por aclamación” la Declaración y el Plan de Acción de Brasil. Acordaron trabajar juntos para mantener los estándares de protección más altos a escala internacional y regional; así como implementar “soluciones innovadoras” para las personas refugiadas y desplazadas, y ponerle fin a la difícil situación que estas enfrentan.

Dice monseñor Henao al respecto que esa declaración le dio “sentido amplio” a masas de población que tendrían que ser atendidas “como sujetos de protección”. Y agrega que la Organización de Naciones Unidas (ONU) avanza en su pacto mundial sobre refugiados y la forma de abordar los casos de asilos. “Se están moviendo” rápido y está previsto que se lleve a cabo una gran cumbre este año, en Oriente Medio, y se lance oficialmente.

Almuerzos gratis en Cúcuta

Tan sólo en el último semestre, la Diócesis de Cúcuta ha repartido al menos 270 mil almuerzos de manera gratuita, cifra que ha ido en exponencial incremento y que moviliza a un descomunal ejército de voluntarios a lo largo y ancho de toda la zona fronteriza, según pudo constatar Aleteia.

La masiva migración hacia Colombia en busca de alimentos, salud y refugio sigue preocupando al gobierno de Juan Manuel Santos, quien anunció nuevas medidas para los venezolanos –la mayoría de ellos indocumentados- que han llegado al país o que usan esa nación como sitio de tránsito hacia otras latitudes. Entre otras cosas señaló la suspensión del trámite de Tarjetas de Movilidad Fronteriza (TMF).

Esta semana se conoció que la Iglesia atiende diariamente a más de 9 mil familias en Cúcuta, Riohacha, Barranquilla y Bogotá. Pero el caso de Cúcuta es emblemático, toda vez que en “La Parada se ha ubicado un punto de atención (permanente) para dar almuerzos”.

En Villa de Leyva, ubicada al noreste de Bogotá y a unos 40 km de Tunja, se está haciendo una labor “muy fuerte”. Pero otras regiones como Cúcuta concentran las mayores acciones. Se trata de la frontera más viva, con mayor dinamismo y mayor flujo. Sin embargo, la Iglesia se moviliza igualmente en Arauca, La Guajira y Puerto Carreño, donde además se presenta un flujo importante de población indígena.

Oración intensa por los migrantes

En este marco, destaca el llamado de un grupo de obispos colombianos: Julio Hernando García Peláez (Istmina-Tado); Carlos José Ruiseco (Emérito-Cartagena); Rubén Darío Jaramillo (Buenaventura) y Misael Vacca Ramírez (Duitama-Sogamoso). Vinculados todos con la pastoral social y del migrante, hicieron una petición común este jueves a los feligreses:

Queremos invitarles a que “nos unamos en oración porque la Iglesia nos invita a que pidamos por un grupo determinado de personas. A veces oímos la frase: la trata de personas, pero no sabemos quiénes son. Se trata de esclavizadas, sometidos a prostitución; personas en el mar, en el campo; por los niños, por los jóvenes y todas personas en la droga que son esclavizadas”.

Supliquemos a Dios “para que el Señor nos dé desde la fuerza de la libertad. Trabajemos unidos por la dignidad de la persona, porque todo hijo de Dios tiene que ser libre”.

“Llevemos a Dios las súplicas de las víctimas de la violencia”

En la misma línea de “oración ferviente” se pronunció el arzobispo de Popayán, monseñor Iván Marín López, al inaugurar la jornada de este jueves 8 de febrero de la 105 Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, que con todos los obispos de Colombia desarrolla su cuarta jornada de sesiones en análisis integral de la situación social, política y pastoral del país.

Durante su homilía, dijo que en la Iglesia: obispos y sacerdotes “necesitamos mantener fija la mirada en el rostro del Señor y -como la cananea- llevarle las angustias de tantas víctimas” de la violencia en Colombia.

“Como esta madre que llevaba en su corazón esa carga de dolor y sabía que el Señor encontraría una respuesta. Ella se sentía necesitada y ¡cuántas necesidades están en el corazón del obispo y el sacerdote que ama y conoce a sus comunidades!”, dijo.

En esta Asamblea, dijo el prelado en alusión a la reunión de los obispos, “el Señor nos ha hablado de múltiples maneras en la liturgia de cada mañana, en la meditación de su palabra, en los temas tratados aquí y en nuestras conversaciones. ¡Es el Señor quien nos ha estado hablando” y debemos escucharle!

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones