Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Papa envía a Chile emisario a escuchar a víctimas en el caso Barros/Karadima

Comparte

Anuncio de la decisión del Pontífice en mérito a los reclamos de los laicos de la diócesis de Osorno

La Santa Sede informó este 30 de enero de 2018 que el papa Francisco ha enviado un emisario papal a Santiago de Chile para escuchar a las personas que quieren aportar elementos sobre el caso del obispo Barros.

“A propósito de algunas informaciones recientes con respecto al caso de S.E. Mons. Juan de la Cruz Barros Madrid, Obispo de Osorno (Chile), el Santo Padre ha dispuesto que S.E. Mons. Charles J. Scicluna, Arzobispo de Malta y Presidente del Colegio para el examen de los recursos (en materia de delicta graviora) en la Sesión Ordinaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se desplace a Santiago de Chile para escuchar a quienes han manifestado la voluntad de dar a conocer elementos que poseen”, se lee en un comunicado de la oficina de prensa de la Santa Sede.

Con esta decisión el Papa va a fondo para aclarar las acusaciones de las víctimas de abuso sexual eclesiástico en Chile contra el obispo Barrios que dicen ayudó a encubrir al sacerdote pederasta, Fernado Karadima. De esta manera, se daría mayor peso a las insistentes voces de los laicos de la diócesis de Osorno a favor de la justicia y no de la venganza.

Además para rehabilitar la reputación de la Iglesia católica en el país que visitó Francisco en el mes de enero.

El Papa había dicho en Iquique a una periodista momentos antes de iniciar una misa masiva que no había evidencia alguna en contra del obispo Juan Barros Madrid, a quien las víctimas de Karadima, el caso más notorio de Chile y a quien el Vaticano halló culpable en 2011, han acusado de ser cómplice de los delitos por encubrimiento.

El Papa aclaró sus palabras sobre la diferencia entre “pruebas” y “evidencias” en el vuelo de regreso de su gira por América Latina de Lima a Roma. “El día que me traigan una prueba del obispo Barros, ahí voy a hablar”, dijo el Papa en Chile, antes de una misa en la ciudad de Iquique, al norte de Chile. “No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia. ¿Está claro?”.

Sucesivamente, en el avión sostuvo que pedía perdón a la víctimas y que era mejor hablar de evidencias. Y reafirmó su intensión de mantener la posición de ‘tolerancia cero’ contra los delitos de abusos sexuales iniciados durante el pontificado de Benedicto XVI.

El Papa insistió que sus palabras podrían haber sonado como una “bofetada” a las víctimas por ello se disculpó. En efecto, los comentarios del papa causaron sensación en Chile y desataron criticas sobre qué tan comprometido está realmente con reparar el daño causado por los casos de abuso sexual y con mejorar la imagen de la iglesia y sus fieles en ese y otros países.

Ahora, el Papa vuelve a mostrar plena intención de transparencia y recoger todas las evidencias posibles. El enviado papal es Scicluna, Arzobispo de Malta y Presidente del Colegio para el examen de los recursos en el ex Santo Oficio, experto reconocido en la defensa de las víctimas de abusos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.