¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Cada día mueren 2000 niños por un despiste. ¿Cómo evitarlo?

ACCIDENTS
Olga Listopad - Shutterstock
Comparte

Caídas, ahogamientos, quemaduras, intoxicaciones y accidentes de tráfico son las principales causas de muerte infantil 

En el mundo cada día mueren más de 2000 niños a causa de un “accidente”. Según el Informe Mundial sobre Prevención de las Lesiones en los Niños si se adoptaran las medidas preventivas necesarias podría salvarse la vida de, al menos, 1000 cada día.

 

Según el mismo informe, hay cuatro causas principales de muerte por lesiones no intencionadas en la población infantil a partir de los 3 años de edad:

  • El ahogamiento: del que mueren más de 175 000 niños al año.
  • Las quemaduras: que son la causa de muerte de cerca de 96 000 niños al año, y cuya tasa de mortalidad es 11 veces mayor en los países de ingresos bajos y medianos que en los de ingresos altos.
  • Las caídas: de las que mueren cerca de 47 000 niños al año y causan lesiones no mortales a cientos de miles.
  • Las intoxicaciones: de las que mueren más de 45 000 niños al año.

Cualquiera de las anteriores puede producirse dentro del hogar, de ahí que se hable de “accidentes domésticos”. Las lesiones pueden prevenirse o controlar su impacto si seguimos las medidas básicas de seguridad y aplicamos el sentido común, aunque es bien sabido que nadie se libra de los típicos “sustos” que dan los niños.

La mirada del niño es diferente a la de un adulto. Un niño es imprevisible, la curiosidad le supera y lo  incita a experimentar con todo lo que le rodea.

Un niño no tiene capacidad para medir el riesgo de sus acciones o reaccionar al peligro. La sensación de que la vivienda es un espacio seguro no se corresponde con la realidad.

Todos estamos expuestos a sufrir alguna lesión o accidente doméstico pero en el caso de los niños el riesgo de exposición es muy superior.

Aunque no sean consecuencia de una lesión doméstica, los accidentes de tráfico también son responsables de la muerte de 260 000 niños al año y alrededor de 10 millones sufren secuelas el resto de su vida.

ACCIDENTS
Plantic - Shutterstock

Medidas de seguridad básicas en el hogar 

La primera medida de seguridad es no bajar la guardia ni despistarse. ¡Un accidente se produce en pocos segundos!

Además, para evitar sustos previsibles debemos asegurarnos de que nuestro hogar cumple unas normas básicas de seguridad:

  • Regular la temperatura de los grifos de agua caliente
  • Cierres de seguridad en envases de medicamentos y productos de limpieza
  • Vaciar de agua bañeras y cántaros
  • Poner protectores en muebles y cajones
  • Vigilar la seguridad de los juguetes
  • Cerrar ventanas y balcones

¿Cómo actuar en caso de producirse situaciones graves? 

Hay situaciones que se pueden resolver con la intervención por parte de padres o cuidadores pero en los casos de gravedad la recomendación es  mantener la cabeza fría y requerir asistencia médica urgente.

Atragantamiento: cuando el niño se traga un objeto o un trozo de comida

  • Leve: colocar en posición incorporada y dar 5 golpes en la espalda o abdomen (maniobra de Heimlich)

Grave: desplácese al Hospital

Quemaduras por el contacto con liquídos, fuego o productos químicos

  • Enfriar con agua fría y cubrir con un paño limpio
  • No aplicar pomadas
  • Acuda al médico si la quemadura es profunda

Traumatismo (golpe) en la cabeza a consecuencia de un golpe o caída 

  • En caso de que sea leve aplique compresa fría y observe al niño durante las siguientes 24 horas
  • Acuda al médico en caso de herida abierta, pérdida de conciencia, vómitos, dolor de cabeza o somnolencia

Dificultad para respirar: respiración rápida y pitidos, aleteo nasal y color azulado de los labios

  • Mantener al niño incorporado
  • Lavados nasales para retirar la mucosidad
  • Ambiente ventilado y sin humos
  • Aplicar tratamiento inhalado prescrito por el médico o vaya al Hospital

Reacción alérgica: hinchazón de labios y lengua, picor intenso, dificultad para respirar, mareo, vómitos y dolor abdominal

  • Vaya al Hospital

Intoxicación: inhalación o ingesta de una sustancia tóxica y presenta dificultad para respirar, vómitos, dolor en el abdomen, somnolencia

  • Llame a Toxicología  y desplácese al Hospital

Para actuar con celeridad  tener siempre a mano y en lugar visible los teléfonos de Emergencias médicas y del Servicio de Información Toxicológica

Las lesiones de los niños constituyen un importante problema de salud pública y desarrollo. Además de las 830 000 muertes anuales, millones de niños sufren lesiones no mortales que a menudo necesitan hospitalización y rehabilitación prolongadas” . Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS

Fuente:  Guía práctica de primeros auxilios para padres
DR. JUAN CASADO FLORES y DRA. RAQUEL JIMÉNEZ Pediatras. Hospital Infantil Universitario Niño Jesús. Madrid

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.