Aleteia

El Papa alienta las tareas para encontrar el submarino argentino desaparecido

© Florian Wöhrl CC
Comparte
Comenta

ARA San Juan despareció hace 72 horas con 44 tripulantes a bordo

El Papa Francisco hizo llegar un mensaje mostrando su cercanía con las familias de los tripulantes del submarino ARA San Juan, de la Armada Argentina, desaparecido desde hace 72 horas. En palabras dirigidas al obispo castrense de la Argentina monseñor Santiago Olivera, el Papa Francisco “asegura su ferviente oración por los 44 tripulantes del ARA San Juan, que se encuentra desaparecido desde el pasado miércoles y le ruega que haga llegar a sus familiares y a las autoridades militares y civiles de ese país su cercanía en estos difíciles momentos. Asimismo, alienta los esfuerzos que se están llevando a cabo para encontrar el navío”.

El obispo castrense, a cuya jurisdicción pertenece la Armada, también había hecho llegar su cercanía, disponibilidad, y oración a la familia naval argentina, expectante por la aparición con vida de los tripulantes.

Desde todas partes del mundo han llegado no sólo muestras de cercanía, sino también asistencia para la búsqueda. Desde la NASA, se ha sumado a las tareas un avión P-3, que realizaba tareas de investigación en la Antártida, y con tecnología de avanzada que podría ser clave para la búsqueda. E Incluso, y acaso sea esta la mayor muestra de que ante la desgracia hasta los rencores se deponen, un avión Hércules británico con base en las Islas Malvinas fue puesto a disposición de las tareas de búsqueda por las autoridades británicas, asistencia que, según el diario Clarín, el gobierno argentino aceptó.

El ARA San Juan perdió comunicación el miércoles, cuando se encontraba a la altura del Golfo de San Jorge, a 430 kilómetros del continente. Realizaba el trayecto entre Ushuahia, donde realizaba un ejercicio con otros buques y aeronaves, y Mar del Plata, donde tiene base. Se trata de una nave fabricada en Alemania en 1983, con una eslora de 66 metros y capacidad de sumergirse a más de 250 metros.

Se desconoce aún si la falta de comunicación responde a una avería y de qué tipo. Según expresó el portavoz de la Armada, el submarino tiene obligación de salir a superficie cuando presenta una avería o cuando pierde comunicación. Y hay mecanismos de aviso que se activan automáticamente ante casos como, por ejemplo, de buques que quedan posados en el fondo del mar. El mundo se mantiene expectante mientras avanzan las tareas de rastrillaje y búsqueda.

Como decía en su mensaje de ayer el obispo Castrense argentino, “mientras tanto no dejamos de rezar insistentemente, pidiéndole a Dios y María, Estrella del Mar, por cada uno de ellos y sus seres queridos”.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día